www.mallorcadiario.com

Vacunas: El gesto del Govern con los docentes

jueves 11 de febrero de 2021, 00:00h

El deseo expresado por el Govern -a través de la consellera Patricia Gómez- de vacunar a los docentes antes que a fuerzas de seguridad o servicios de cara al público pone de manifiesto el mimo con que el ejecutivo de Armengol se esfuerza en tratar a este colectivo y evitar futuros conflictos. La consellera de Salut ha defendido que el planteamiento del Govern es vacunar a los profesores contra la Covid inmediatamente después de acabar la administración de dosis a las personas mayores de las residencias, el personal sanitario y las personas dependientes. "Para nosotros, los docentes son esenciales y propondremos que sean el primer grupo después de los sanitarios y sociosanitarios", afirmó Gómez en sede parlamentaria.

Si finalmente se ha de hacer de otra forma, no será porque el Govern así lo desee. Y es que el ejecutivo balear aplicará el criterio del Gobierno central, según el cual cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, bomberos, personal de emergencias, protección civil y forestales, precederán al colectivo docente en la próxima tanda de vacunaciones. Pero el gesto ante la galería queda y el colectivo deberá agradecerlo.

El criterio del Govern es como mínimo cuestionable. Estadística en mano, el propio ejecutivo se ha esforzado cada semana en demostrar que los colegios son entornos sanitariamente seguros, con ínfimos niveles de contagio: 0,28 casos por cada cien alumnos y 0,06 por ciento en el caso de los profesores. Las escuelas son "espacios seguros", según la expresión utlizada este mismo miércoles por el conseller de Educació, Martí March.

La estrategia final vendrá dada por Madrid, ya sea por lo acordado en la Comisión de Salud Pública o en la Interterritorial de Sanidad. Es en estos foros donde el Govern expresa su parecer; una opinión que, a juicio de la realidad estadística y las urgencias económicas de la comunidad debería priorizar otros colectivos. Se trata, sobre todo, de grupos que trabajan en situaciones de riesgo o de cara al público. En este sentido, además de los colectivos ya citados, no estaría de más inmunizar cuanto antes a dependientes de supermercados, cajeras, repartidores, transportistas, taxistas... y, si tan importante es apostar por el desarrollo de una eventual temporada turística, también el personal de la hostelería y el turismo.


Compartir en Meneame