www.mallorcadiario.com
Arrollada por un patinete eléctrico en Palma: 'Necesito ayuda para identificar a los autores'
Ampliar

Arrollada por un patinete eléctrico en Palma: "Necesito ayuda para identificar a los autores"

domingo 06 de septiembre de 2020, 09:12h
A Marta un patinete eléctrico le ha cambiado la vida. Paseaba con su marido y su hija pequeña por Parc de Estacions cuando dos chavales la arrollaron. Salió despedida, perdió el conocimiento y ha acabado con una mano rota. Según relata a mallorcadiario.com, ha acudido a la Policía Local de Palma para interponer la denuncia pero debido a la imposibilidad de identificar a los jóvenes, le auguraron muy poco recorrido a la denuncia. "No pido represalias, sólo quiero justicia y sentido común".

Todo ocurrió el pasado 1 de septiembre por la tarde. Marta daba un paseo con su marido y su hija pequeña por el Parc de Ses Estacions cuando dos jóvenes -un chico y una chica- que circulaban en patinete eléctrico la atropellaron. Iban a toda velocidad: él delante y ella detrás pero la chica conduciendo. "Vi cómo se aproximaban mientras esquivaban a la gente", relata. "Intenté evitarlos echándome a un lado pero ellos hicieron lo mismo y cuando me moví en sentido contrario, igual. Escuché que me insultaban porque no me apartaba y acabé bloqueda".

Resultado: impactaron de lleno contra ella y salió despedida. Todo se oscureció: perdió la vista, el oído, la noción del tiempo y sólo una voz de niña hizo que reaccionase mínimamente: "¡Mami, mami, mami!

"Supe que era mi niña pero era incapaz de incorporarme: sólo oía sonidos de gente alrededor", cuenta. "Hasta que escuché a alguien que me preguntaba qué había pasado y empecé a entender que me dolía todo el cuerpo, especialmente la cabeza y el brazo derecho, y que había sangre por todos lados".

Poco a poco se le fueron acercando personas para ayudarla y atenderla, entre ellas una enfermera que pasaba por ahí y que, ante la mala pinta del brazo derecho le recomendó que se quitase el anillo y las pulseras. Alguien llamó a la ambulancia y acabó en un box de urgencias de la clínica Rotger en la que se confirmó que tenía la muñeca derecha rota.

"Tras la reducción, en la que me tuvieron que recolocármela entre el médico y tres enfermeros, el traumatólogo de urgencias me dijo que me tenía que quedar ingresada porque al día siguiente me iban a operar la mano. El mundo se me cayó encima porque mi marido tiene un tumor cerebral y la movilidad reducida y en casa nos esperan nuestros hijos pequeños". No es precisamente el escenario más idóneo para estar de baja y descansando.

Así que, muy a su pesar, acabó pidiendo el alta voluntaria. "Me advirtieron de que esto me podría dejar secuelas pero no tenía otra. Me siento muy frustrada", afirma a mallorcadiario.com

DENUNCIA EN POLICÍA LOCAL: "NO QUIERO CREARLE FALSAS ESPERANZAS PERO SIN AUTORES IDENTIFICADOS ES PROBABLE QUE ESTO ACABE ARCHIVADO"

Al cabo de unos días, Marta se plantó en la Policía Local de Palma para denunciar. "Me atendieron correctamente y con mucha amabilidad pero el agente me dijo, literalmente, que no quería darme falsas esperanzas y que, sin la identidad de los autores del atropello era probable que este asunto acabase archivado".

Porque sí: no hay identidad de los jóvenes. Tras el choque, los dos se dieron a la fuga. "Mi marido consiguió retener al chico unos segundos pero con todo el follón, terminó escapándose como la chica".

Marta recuerda que eran dos, un chico y una chica, que iban vestidos de negro y llevaban mascarillas también oscuras, "pero eso, obviamente, no soluciona nada".

¿Y LAS CÁMARAS DEL PARQUE?

Ante este escenario, Marta se pregunta si las imágenes de las cámaras de seguridad del parque no servirían para investigar. "Quiero pensar que lo están haciendo y que se está indagando porque lo que no puede ser es que haya gente que va en patinete a toda velocidad por un parque en el que hay niños y personas mayores", lamenta.

De hecho, dice que agradece que le haya tocado a ella y no a su marido o su niña pequeña. Incluso a un anciano u otro niño. Probablemente ahora no estaríamos hablando de una vecina de Palma con una muñeca rota sino de una desgracia mayor.

"Yo no quiero represalias: sólo justicia y sentido común", concluye. La pelota ahora está en el tejado de la Policía Local y Cort, aunque aprovecha para pedir colaboración de todo aquel que presenciase el suceso y pueda ofrecer más información de los autores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

4 comentarios