www.mallorcadiario.com

Violencia machista y TERFista

miércoles 25 de septiembre de 2019, 08:36h
Fin de semana negro con el asesinato a martillazos de una mujer alemana por parte de su pareja en la Colonia de Sant Jordi. Para que no sea un número más hay que decir que esta señora se llamaba Ika Hoffmann. tenía 59 años, era viuda además de una amante de los animales. El asesino es una mala bestia, un alcohólico, un desecho humano, escoria de la peor y muy poco hombre porque los hombres de verdad ni pegan ni matan a las mujeres.

Una vez más la condena ha sido unánime excepto entre aquellos señores de ultraderecha a los que la vida de las mujeres les importa más bien poco porque su orgullo y su honor de caballeros está por encima de todo. Partidos políticos, asociaciones feministas y no feministas y muchos ciudadanos han mostrado su pesar y su rechazo a la violencia de género. Otra vez más los medios de comunicación en su mayoría han vuelto a no estar a la altura. La mayoría de titulares rezaban: “Una mujer alemana muere…” NO muere, la han asesinado. No se golpeó sin querer con el martillo que llevaba el asesino. Al asesinato hay que llamarlo por su nombre porque si no estamos quitándole importancia a la vida de esta y de tantas mujeres asesinadas por sus parejas. La responsabilidad de los medios es inmensa y deben informar de manera objetiva llamando a las cosas por su nombre.

También este fin de semana en Asturias han encontrado el cadáver de una mujer transexual cosido a puñaladas en un piso de Avilés. Se llamaba Paloma, era prostituta y era brasileña. En este caso la transfobia de los medios y de las TERF (Feministas Radicales Excluyentes de las Trans) han empantanado el panorama informativo y las redes sociales tan dadas al debate y a la polémica. De primeras algunos medios de comunicación asturianos como “La Voz de Asturias” han publicado “Muere un hombre tras ser apuñalado en un piso de Avilés”. Es imposible demostrar tener más mala baba en un sólo titular. Les da igual humillar y menospreciar a la víctima con tal de no bajarse del caballo del machismo más rancio y repugnante. Por otro lado es curioso como en redes sociales las asociaciones feministas han evitado condenar el asesinato y aquí es donde entran las TERF que son aquellas feministas de la vieja escuela que se creen con derecho a decidir si eres mujer o no lo eres dependiendo de si has nacido con los órganos sexuales correspondientes. Las TERF son como aquellos criadores de perros de raza que dan el pedigrí...o no. Incluso desde el Institut Balear de la Dona que en Twitter condena un asesinato machista sea en Pontevedra o en Fuerteventura en este caso han callado y es que una mujer trans no es mujer mujer para estas feministas con solera y poderío. Incluso la tan idolatrada por las feministas Simone de Beauvoir dijo en su día “que no se nace mujer, se hace” pero para estas feministas a la carta cuando no les interesa miran hacia otro lado. Paloma no entrará a formar parte de la lista de víctimas de la violencia machista mientras ciertos sectores del feminismo mirarán hacia otro lado tranquilas y reconfortadas de que no las relacionen con mujeres como Paloma y como escribe Luna Miguel “que haya feministas que se cierren en banda a mostrar un mínimo de empatía por una pérdida como la de Paloma es tan macabro y odioso como cualquier otro tipo de violencia patriarcal”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • Violencia machista y TERFista

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    193444 | Oscar - 25/09/2019 @ 11:29:41 (GMT+1)
    otro iluminado que reparte carnets de demócrata, de hombre, mujer y en definitiva, de buenas personas. PATÉTICO

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.