www.mallorcadiario.com

A por la clase media

Por José A. García Bustos
sábado 15 de enero de 2022, 08:33h

No hemos levantado cabeza en este nuevo año y el gobierno central está empezando a mostrar sus cartas. En mi predicción para 2022 realizada la semana pasada ya lo advertí: la presión fiscal iba a ser inevitable porque hay mucha deuda (con sus intereses) que devolver y se ha gastado mucho en estos dos últimos años.

¿Quién lo va a pagar? La ministra de Hacienda lo tenía claro cuando lo anunció de forma tajante en el Congreso de los Diputados: “este gobierno no va a subir los impuestos ni a la clase media ni a la clase trabajadora”. Como si la clase media no fuera trabajadora.

Con una falta de coherencia pasmosa, este gobierno ha anunciado estos días un proyecto para que los trabajadores autónomos de clase media vean encarecida su cuota mensual a la seguridad social.

Qué mejor medida para conocer qué es la clase media que el salario medio. Pues bien, en 2021 el salario medio en España ha sido 2.210 euros para los hombres mientras que el de las mujeres ha sido 1.851 euros.

Ambos géneros recibirán con la nueva propuesta un sablazo en cuotas de la seguridad social. Pero, eso sí, con un toque feminista. El atraco que proponen a la clase media masculina supondrá un 100% más que hasta ahora (el doble de lo que pagan cada mes en la actualidad) en la cuota mínima que deberán pagar. El sablazo a la clase media femenina es menor. Es lo que diríamos un sablazo en pro de la reducción de la brecha de género. A ellas “solo” le subirán un 80% respecto a la cuota actual.

Solo hablamos de cuota de seguridad social. El IVA, el IRPF y el resto de impuestos que pagará el autónomo seguirán esta senda asfixiadora. Y si no, al tiempo.

No contentos con eso, esta semana nos hemos enterado de nuevas intenciones de este, nuestro gobierno. Si prospera la medida, quienes tengan un accidente de coche y reciban un dinero para compensar los daños recibidos tendrán que pagar a Hacienda por ello. Han oído bien. Usted tiene un accidente y le resarcen por los daños materiales y por las secuelas físicas que le pueda dejar y Hacienda ahí también pone el cazo.

El pasado día de los inocentes, este gobierno que, como dice, vela por la clase media y trabajadora, aprobó un anteproyecto de ley de Seguridad Nacional mediante el cual, con la excusa del interés general podrán requisar de manera temporal todo tipo de bienes, así como a la intervención u ocupación transitoria de los que sean necesarios. También podrán exigir a cualquier persona, sea de la clase media o trabajadora, las prestaciones personales que exijan las autoridades competentes, sin derecho a indemnización.

No sé si me asusta más la pérdida de derechos o que se deje tan abierta a la interpretación lo que se considera un interés para la Seguridad Nacional. Fíjense que podrán requisar “todo tipo de bienes” o “a cualquier persona”. La justificación está en “el interés común”, expresión vaga y subjetiva donde las haya.

Para que se entienda: Cuando el gobierno decida, se suspenderá la propiedad privada, aunque sea clase baja o media. La razón: el bien común. Cesión de lo privado en pro de lo común. El diablo está en los matices.

Las últimas medidas van en consonancia con el gobierno que tenemos ¿Cómo iba a ser si no? Recordemos que nos gobierna un gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos. Por tanto, están defendiendo lo socialista, lo obrero, el asalariado, lo común, ...

Por el contrario, el pato lo pagan la propiedad privada y los autónomos. Da igual si son de clase media o baja o autónomos mileuristas obligados a serlo si quieren ser contratados.

Eso sí, los ricos seguirán como están. Salvo que tengan un accidente. Ahí pagarán impuestos. Como la clase media y la trabajadora.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios