www.mallorcadiario.com
Entre basura y gritos: así amanece s'Arenal por los estudiantes de fin de curso
Ampliar

Entre basura y gritos: así amanece s'Arenal por los estudiantes de fin de curso

miércoles 22 de junio de 2022, 18:00h
Así amanece s'Arenal cada mañana: lleno de servilletas y bandejas de cartón en las que se sirven kebabs y porciones de pizza. Los clientes, los estudiantes de viaje de fin de curso que desde hace semanas levantan las quejas de todo el vecindario.

Son las 6.30 horas en el Arenal de Llucmajor y las calles paralelas y perpendiculares a la primera línea de playa amanecen cubiertas de basura. Son los restos de la fiesta que para algunos acaba y que otros continúan.

Se trata, fundamentalmente, de grupos de jóvenes estudiantes que este año -como todos, incluido el de 2021 con la pandemia apretando- se desplazan a Mallorca para celebrar el fin de curso con viajes organizados por agencias especializadas.

Durante el día acuden a la playa -tanto la de s'Arenal como Es Caló o la costa de Son Verí- y durante la noche salen de fiesta o hacen botellón para acabar desayunando kebabs o pizzas en los locales que continúan abiertos.

Dos de ellos, en la calle Sant Bartomeu, son punto de concentración de decenas de chicos que esperan su turno para comprar "el desayuno" antes de dirigirse al hotel. "El problema, además de los ruidos, es que dejan la calle hecha un asco", se queja una de las vecinas de la zona. "Todas las noches nos despiertan con gritos y cánticos y encima, cuando salimos a la calle pronto, nos encontramos con un panorama desolador".

Porque lo cierto es que hasta las 7.30 horas, que pasa la barredora y los operarios de limpieza municipales, las calles permanecen llenas de servilletas, bandejas de cartón, botellines y restos de comida. "Estos chicos apenas dejan dinero en la zona y encima ensucian", protestan.

"¿Y los monitores que los acompañan?", se preguntan los afectados. "¿Dónde están? ¿Por qué no evitan este incivismo?"

LOS TAKEAWAY EN EL PUNTO DE MIRA

No es un problema exclusivo de s'Arenal. En Playa de Palma, Paseo Marítimo de Palma, Joan Miró u otras zonas calientes de turismo de borrachera, como Magaluf, es frecuente que las calles amanezcan entre orines, vómitos y restos de los locales de comida rápida que sirven para llevar.

Los conocidos como 'takeaway' que venden perritos calientes, hamburguesas, kebabs o porciones de pizza a precios bajos.

En Punta Ballena, por ejemplo, la situación llegó a tal punto antes de la pandemia -con media tonelada de basura retirada cada mañana- que el ayuntamiento de Calvià se vio obligado a recordar que estos locales son los rsponsables de la limpieza de su área de influencia y concretamente, de la zona comprendida "en una circunferencia de 50 metros de radio alrededor del establecimiento, contado desde sus puertas de acceso".

En caso de no cumplir, sus responsables se exponen a multas de entre 300 y 9.000 euros.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios
Compartir en Meneame