www.mallorcadiario.com

El bochorno de Robles

miércoles 11 de mayo de 2022, 08:13h

Menudo papelón. La más universalmente respetada miembro del Gobierno hubo de salir ayer a explicarnos que el cese de la ya exdirectora del CNI, Paz Esteban, no ha sido una destitución, ca, sino una sustitución. Claro, como cuando Luis XVI fue 'sustituido' por Robespierre, solo que por el camino su regia testa fue separada del resto de su cuerpo para solaz del respetable. Chistes de Jaimito aparte, resulta patético que alguien del nivel intelectual y del prestigio que atesoraba como juez Margarita Robles piense que somos todos imbéciles, precisamente ella, que ha tomado miles de veces el juramento o promesa de decir verdad a otros tantos ciudadanos, y que nos salga ahora con la milonga de que es necesario dar un nuevo impulso al CNI, justamente en este momento tan oportuno.

Para impulso, la patada en el culo que le propina doña Margarita a su subalterna de la central de inteligencia, insultando a la ídem de los españoles. Robles, al contrario que su bello jefe, no sabe contar trolas, y su sonrisa nerviosa la delataba. Mintió, con trazo grueso y a sabiendas, porque puede que, de lo contrario, la cabeza que hubiera habido en la bandeja hubiera sido la suya y no la de Paz Esteban, de la que se deshizo -nunca mejor dicho- en elogios. Si tan buena era, por qué la echas, Margarita.

Que Sánchez presenta rasgos psicopáticos en su devenir político ya lo teníamos asumido. Que vendería España al mismísimo Putin y a todos sus hijos e hijas con tal de conservar la poltrona, también. Pero cada semana que pasa nuestro apuesto presidente avanza en esta enloquecida espiral cuyo único fin es que no le echen del puesto. Después de haber entregado la legislatura a secesionistas, golpistas y exterroristas más o menos arrepentidos, ahora no solo les ha proporcionado acceso a los secretos de Estado, sino que liquida a quien desde el CNI y con la total anuencia de su ministra -la de las 'sustituciones'- utilizó los resortes constitucionalmente previstos para investigar a todos aquellos que, de forma absolutamente indisimulada, querían -y siguen queriendo- acabar con nuestro país y con su orden constitucional.

Y, además, lo hace bajo el pretexto oculto de que Marruecos, nuestro siempre desleal vecino del Sur, ha venido espiando a medio ejecutivo al tiempo que Sánchez se aprestaba a bajarse los pantalones ante su majestad y comendador de los creyentes, el monarca alauita, y a traicionar la posición histórica de España con relación al Sahara, algo que hizo, por cierto, sin encomendarse ni a su partido, ni a sus socios comunistoides, ni al partido mayoritario de la oposición ni, por supuesto, al Parlamento, al que desprecia.

Quien debiera haber sido 'sustituido' es pues, el propio Pedro Sánchez, pero para eso habrá que esperar, si Dios no lo remedia, algo más de un año.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame