www.mallorcadiario.com
El Conde Rossi en Mallorca
Ampliar
El Conde Rossi en Mallorca

Cuando la República pensó en vender Baleares y Canarias

Por Redacción
domingo 14 de agosto de 2022, 11:55h
La 'Operación Schulmeister' planteaba la cesión, a iniciativa de la República, de territorios como Baleares, Canarias o el Marruecos español a fin de lograr la retirada del apoyo de Hitler y Mussolini al bando franquista.

El historiador Manuel Aguilera Povedano revela en su ensayo "El oro de Mussolini" detalla el alcance de esta operación que se activó en 1937, tras un año de guerra civil.

En una entrevista con EFE, Aguilera manifiesta que "El Oro de Mussolini" (Arzalia Ediciones) nació en un archivo de la Universidad de Stanford en 2005, donde encontró las actas de la 'Operación Schulmeister': "Eran unas cien hojas manuscritas con un nivel de detalle sorprendente sobre las reuniones entre espías republicanos y fascistas".

Como mallorquín, el historiador no pudo evitar escandalizarse y entonces decidió buscar otras pruebas, un trabajo que le ha llevado diecisiete años.

Asegura Aguilera que "no se había conocido este episodio inédito de la Guerra Civil española porque apenas hay rastro en los archivos; era un tema tan delicado que mucha documentación se destruyó".

De hecho, recuerda, solo dos autores, Javier Tusell y Ángel Viñas, habían hecho "pequeñas referencias sobre el tema", pero "no fueron más allá ni le dieron la importancia que merecía".

En 1950, la exministra republicana Federica Montseny señaló en una carta que "aún es demasiado pronto para escribir toda la historia" y pidió guardar el secreto por la gravedad del asunto. "Yo creo que ya sí se puede contar toda la historia", añade Aguilera.

El historiador mallorquín piensa que hubo "muchas posibilidades" de que España hubiera perdido esos territorios, "si (el presidente del Gobierno) Largo Caballero hubiera llegado a un acuerdo con Hitler y Mussolini".

Estos tres territorios eran "los que estaban encima de la mesa del Consejo de Ministros", sin embargo, "hubo algunos obstáculos externos, sobre todo la presión del Reino Unido y hechos como la derrota italiana en Guadalajara y el bombardeo de Gernika".

Entre la documentación inédita que aporta, Aguilera destaca cuatro documentos: la negociación completa de la 'Operación Schulmeister', la confesión de Montseny sobre la cesión de Canarias y Baleares, la propuesta de cesión de Cartagena y Mahón a los ingleses y el plan secreto italiano de compra de fincas privadas en Mallorca.

A pesar de la posterior oposición de Franco a la enajenación de Mallorca, Mussolini compró la tercera finca en extensión de la isla con el fin de colonizarla y de establecer una cabeza de puente para el futuro.

"Mussolini quería dominar el Mediterráneo; en el oeste se fijó sobre todo en Túnez y en las Baleares. Se estaba preparando para una guerra contra Francia y con las islas podía bloquear el tráfico de su enemigo con sus colonias en África, y además, le serviría de plataforma para atacar Gibraltar y controlar la entrada al Mediterráneo", explica el autor.

El líder fascista italiano compró la tercera mayor finca de Mallorca para llevar a sus emigrantes y crear "un centro de italianidad" que se reprodujera con los años, "siguiendo el modelo de penetración colonial que llevaba años aplicando en Túnez".

En Palma, los italianos tenían un laboratorio fotográfico que usaban también para temas personales; "convirtieron Son Sant Joan en su principal base aérea, pues estaba cerca de Palma, y la arboleda les permitía esconder los aviones en unos terrenos que ahora ocupa el aeropuerto de Palma"; y la bandera italiana ondeaba con el mismo tamaño que la española en el centro político de la ciudad.

El autor piensa que "Mussolini compró más fincas y empresas en Mallorca; y puede que alguna siga perteneciendo al Estado Italiano", pero es consciente de que "seguir un entramado de empresas pantalla y testaferros no es nada fácil, y justo es el sistema que usan los corruptos hoy en día".

Ante estos movimientos, Franco firmó tratados con Alemania e Italia de "máximo respeto a la integridad territorial de España" pues "como nacionalista exaltado, no estaba dispuesto a ceder territorio, y la ayuda militar de Hitler y Mussolini la estuvo pagando con créditos bancarios y ventajas económicas y comerciales hasta 1967".

Respecto a Hitler, añade, "Alemania siempre estuvo dispuesta a negociar; se reunieron en París, Bruselas, Estocolmo y Estrasburgo, y esta actitud revela que les importaban más los intereses nacionales propios que la ideología".

En cuanto a Francia y Gran Bretaña, señala el historiador que estaban "totalmente escandalizados y nunca lo hubieran permitido" y en la práctica los británicos llenaron las islas de espías y exigieron constantemente a Mussolini el abandono de las Baleares y el respeto de todo el territorio español.

Tras este libro, Aguilera esta realizando junto con el historiador catalán Gonzalo Berger un ensayo sobre la Batalla de Mallorca de agosto de 1936.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame