www.mallorcadiario.com

Cuernos y curas

Por Francesca Jaume
jueves 09 de julio de 2015, 17:27h

La "nueva forma de hacer política" que algunos nuevos dirigentes y otros no tan nuevos afirman que están instaurando, no sólo parece que vaya a afectar al orden socioeconómico, también está repercutiendo en el ámbito de la cultura y las fiestas.


Desde hace ya varios lustros, buena parte de la sociedad considera que ninguna tradición puede amparar la conservación de celebraciones basadas en el padecimiento de un animal. Muchas instituciones, conscientes de este sentir, están declarando su territorio como antitaurino. Muchos municipios mallorquines se están sumando a ello últimamente. La prohibición de la caza de patos en el agua también pasó por este proceso.


Ahora, nos encontramos con consistorios que enarbolan la bandera del laicismo hasta el tope del asta. En Felanitx, por ejemplo, la corporación municipal no participará como tal en la solemne misa de Sant Agustí. Si los concejales quieren asistir será a título propio. Hace décadas ya hubo otra polémica en el municipio relacionada con la interpretación de la Marcha Real el día de Pascua.


Son cambios conforme a los nuevos tiempos que nos abren el debate de hasta que punto la cultura popular y las tradiciones amparan algunas celebraciones sobre todo cuando median cuernos o curas. Es cuestión de opinión y  sensibilidad, si bien la Unesco realiza consideraciones al respecto.


A propósito de ello me viene a la memoria una 'glosa' que se recita desde tiempos inmemoriales en una canción de baile mallorquín:

 

Sortiu atlotetes


Sortiu a ballar


Perquè els moros venen


I mos hem d'anar


 

¿Creéis que se tendría que prohibir?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios
Compartir en Meneame