www.mallorcadiario.com

Cuestión de aguas

domingo 14 de agosto de 2022, 08:45h

El camino hacia la sostenibilidad tiene muchos apeaderos. Si lo manejamos en términos de oportunidad política es probable que vayamos de victoria en victoria hasta la derrota final.

Las posibilidades de apostar por el formato “photocall” conlleva una hipertrofia mediática que incluye preinformar, informar, reinformar y volver a informar de acciones que se llevarán a cabo o no. En el caso que se ejecuten puede que sea a corto plazo o dentro de una década. La credibilidad de los anuncios es baja, se camuflan con las ejecuciones reales y el impacto en la ciudadanía es bajo.

La propia reducción de la utilización de las energías fósiles y contaminantes y el tránsito hacia las energías renovables se realiza con poco rigor y sin cronograma. Se redujo la vida útil de las plantas nucleares activas y cargamos las baterías de los coches quemando carbón y fuel.

Es especialmente llamativo el papel de la gestión del agua. Tanto si lo analizamos desde el prisma del abastecimiento como del de la depuración.

En el primer caso, el déficit que se genera en las épocas de sequía y de hiperdemanda se ha suavizado gracias a los recursos que impulsó Matas desde el Ministerio de Medioambiente a principios de siglo. No recuerdo otras iniciativas significativas y las pérdidas en la distribución no se han solventado.

Respecto a los problemas de depuración de aguas basta atender a los medios. Llevan días haciéndose eco del periódico deterioro de los indicadores de contaminación fecal de las principales bahías de la comunidad. La bahía de Palma y la de Pollença, en Mallorca, tienen reiterados problemas de vertidos de aguas residuales. La playa del Brismar, en el Port d'Andratx, o la playa de Portocolom han sido declaradas recientemente como no potables.

La red de depuración de aguas residuales tampoco se ha renovado desde finales del siglo pasado. Ha quedado mal dimensionada y anticuada.

Los departamentos y organismos autónomos no están a la altura de las necesidades de la sociedad. Los “fontaneros” de los partidos se dedican, indisimuladamente, a otras cosas menos altruistas que las de interés general.

A la administración le está quedando grande la resolución de los nuevos retos medioambientales de gran envergadura técnica, de importantes conocimientos, de liderazgo y de impulso político.

Los usos específicos y permitidos con agua reciclada secundaria desinfectada está sin desarrollar.

El problema se convierte en estructural. Van camino de eternizarse mientras se dedican medios y esfuerzos al relato en vez de concentrarlos en la solución.

Buen finde.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame