www.mallorcadiario.com

Exceso de mortalidad

Por José A. García Bustos
sábado 13 de agosto de 2022, 00:00h

Según el Instituto de Salud Carlos III de Madrid, en julio han muerto casi 41.000 personas en España, 9.687 más de las esperadas.

De este exceso, un 22% viene explicado por el calor y un 20% por la séptima ola de Covid. Las causas del otro 58% no se saben o no se quieren saber.

Las razones que se argumentan para explicar ese porcentaje son variopintas. Desde que se está dando una baja detección de cáncer en los últimos dos años hasta que el modelo no mide bien lo excesos sobre las muertes previstas.

Lo cierto es que la mortalidad de este mes de julio es diez veces superior a la de julio de 2019, último verano antes de la llegada de la pandemia ¡Diez veces! ¡Un 1.000%!

¿Qué ocurrió entre 2019 y 2022? Todos los sabemos. Vino la pandemia y trajo la vacunación masiva y el miedo. El efecto de la ola de Covid ya se ha descontado en el exceso de muertes. Ya sabemos que el miedo mata pero las vacunas también y ni siquiera se mencionan.

Como todos sabemos, las vacunas tienen efectos secundarios. Así lo reconoció Pfizer tras que el juez americano Mark Pittman les obligara a sacar a la luz datos derivados de su vacunación. Pfizer acabó reconociendo más de mil efectos secundarios.

Lo de que las vacunas matan lo dijo el inventor de la técnica experimental empleada, Robert Malone, y Luc Montagnier, premio Nobel. Hasta no le quedó más remedio que este gobierno lo reconociera: Lo hizo la Ministra de Defensa tras la muerte de un militar de 35 años en Navarra.

Espero algún estudio valiente que diga qué porcentaje de ese 58%, sin aparente causa, es causado por las vacunas. Es el único aspecto diferencial que no se cita, entre el exceso de muertes de julio de 2019 y el récord alcanzado en 2022

¿Y si no hubiéramos valorado correctamente la ecuación de riesgo-beneficio de la inoculación por minimizar la primera variable? No sería la primera vez que un medicamento positivo pasó a ser nocivo con el paso del tiempo.

La ola de calor ha justificado parte de las muertes anuales pero para cuando pase el verano, prepárense para atribuir al frío gran parte de ellas.

A pesar de no depender directamente del gas de Rusia, España ha tomado las medidas más restrictivas de Europa. Incluso más que las de países fronterizos y dependientes del gas ruso. El exceso de muertes se seguirá dando. Precariedad ante el frío genera mayor vulnerabilidad. Pero no oirán hablar de pobreza energética. No gobierna el PP.

Hagan sus apuestas pero apuesto a que el exceso de muertes (que lo habrá) se atribuirá al frío y el culpable será Putin.

"Es más fácil engañar a la gente, que convencerlos de que han sido engañados" (Mark Twain)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
3 comentarios
Compartir en Meneame