www.mallorcadiario.com
La degradación de Camp Redó alcanza a los más pequeños
Ampliar

La degradación de Camp Redó alcanza a los más pequeños

lunes 09 de diciembre de 2019, 07:00h
La degradación y dejadez en la barriada de Camp Redó alcanza a los más pequeños cuyos padres se ven imposibilitados de llevar a sus hijos a los escasos parques infantiles existentes en la zona porque están permanentemente ocupados por drogadictos y "sin techo" que hacen sus necesidades en los parques. Desde la Plataforma "Salvem Camp Redó" han pedido al Ayuntamiento de Palma que actúe aunque, tal y como aseguran "es como clamar en el desierto".

Los residentes no pueden más que contemplar atónitos cómo los parques de Can Simonet y Cotlliure son el lugar escogido por drogadictos y alcohólicos, lo que impide a los padres llevar a sus hijos para que disfruten de las zonas infantiles y a los mayores para que puedan sentarse tranquilamente en los bancos existentes en estos parques.

Víctor Blázquez, cabeza visible de la Plataforma "Salvem Camp Redó", es concluyente al señalar que "los residentes están hartos de contemplar cada día el incivismo existente en estos parques. En los mismos no hay un banco vacío y no se puede sacar a los niños a jugar pues, en concreto, en el parque de Cotlliure, se pueden contemplar cada día botellas de cerveza, restos de comida, cajetillas de tabaco y colillas que se acumulan en presencia de todos los residentes e invaden todo el espacio sin dejar un banco vacío".

Blazquez recuerda que en el parque de Cotlliure "hay una zona Infantil, donde en los espacios ajardinados algunos individuos orinan y defecan".

A esta situación de degradación progresiva se añade, según el responsable vecinal, que muchos de estos grupos pernoctan en un albergue municipal cercano. "El problema es que la policía no tiene medios para poder actuar con determinados grupos ya que hablamos de personas sin techo y con problemas toxicológicos. La mayoría de estos grupos son usuarios de un albergue municipal cercano a la zona de Camp Redó con lo que parte del día, muchos de ellos esperan en el parque de Cotlliure y en el de Can Simonet ingiriendo alcohol. Esto provoca que muchas familias no puedan acudir con sus pequeños a estos parques con zonas infantiles", señala Victor Blazquez.

A Camp Redó tan solo le queda el derecho al pataleo ya que tal y como señala Blazquez "desde la Plataforma hemos puesto quejas de forma reiterada, ya que muchos residentes afirman sentirse abandonados por el equipo de gobierno de Cort. El Ayuntamiento de Palma debería tomar cartas urgentes en este asunto pues los más pequeños tienen que poder jugar en su barrio sin tener que convivir con este lamentable escenario".

Por último y dada la inacción de Cort, desde la Plataforma han lanzado una llamamiento par que la presidenta del Govern, Francina Armengol se implique en este problema "para entre todos podemos alcanzar una solución a la vergonzosa situación que padecen los residentes de esta zona de Palma. Es necesario poder recuperar los derechos de los más pequeños y ancianos para que disfruten de nuevo su parque".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

2 comentarios