www.mallorcadiario.com

Dos gorriones

sábado 21 de noviembre de 2020, 03:00h
Hace unos días, dos gorriones se posaron al mismo tiempo en una de las ramas de un platanero ubicado en la calle Reis Catòlics de Palma. Los gorriones sólo estuvieron unos pocos segundos sobre esa rama y enseguida se marcharon, no sé si para seguir volando o para detenerse unos segundos después en otro árbol, quizás algo más acogedor o situado tal vez en una barriada algo más arbolada de la ciudad.

Mientras aún estaban descansando sobre la rama del platanero, pensé en si a lo mejor serían pareja, es decir dos tortolitos que en realidad eran dos gorriones. En caso de ser así, pensé también en cuándo habrían empezado a salir —a volar juntos, en su caso— y si conocían sólo los cielos de nuestra ciudad o también los cielos de otras ciudades.

Otra posibilidad podía ser que fueran dos gorriones que no se conocieran hasta ese momento y que sólo hubieran coincidido en esa rama durante unos segundos. Así que tal vez no volvieron a verse luego ya nunca más o, por el contrario, quizás decidieron empezar a hacerse compañía mutuamente, por lo que a lo mejor así siguen ahora todavía, surcando los cielos uno al lado del otro, inseparables ya.

La verdad es que no sabría decir tampoco si, como otra posible opción, esos dos gorriones decidieron posarse en aquella rama sólo para descansar o si en realidad estaban buscando un lugar adecuado para poder hacer un nido. De ser así, supongo que descartaron de inmediato ese platanero, pues sus ramas están completamente desnudas desde hace ya varios meses y cuando hace viento todo en él parece siempre que tiembla, como si por unos segundos dejase de ser el árbol sólido y firme que en realidad es.

La única certeza que me quedó fue pensar que, si sabemos mirar, podemos ver cosas inesperadas y hermosas casi en cualquier momento, incluso en una rama desnuda de un platanero otoñal. Una anécdota como la de aquellos dos gorriones te hace sonreír y te hace intuir también que ese día será, muy posiblemente, mucho mejor día, aunque no hayas conseguido desvelar ninguna de las grandes incógnitas, amorosas o no, que te habías planteado sobre sus hipotéticas vidas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios