www.mallorcadiario.com

El Govern le gana el pulso al paro

jueves 03 de julio de 2014, 19:03h
Al Govern Bauzá se le puede criticar todo lo que se quiera por su política lingüística, educativa y cultural, pero de la misma manera es preciso reconocer que ha dado en el clavo y ya recoge los frutos por su política económica. Los datos de descenso del paro son incuestionables. Sólo el mes pasado el desempleo cayó en Balears en 5.259 personas. Bauzá ya encadena más de un año consecutivo de éxitos en la creación de empleo. Técnicamente el Archipiélago ya no está en recesión, ni de lejos. La curva ascendente anuncia un 2015 que, de seguir el actual ritmo de recuperación, podría ser espectacular.

Este éxito del Consolat es de gran envergadura. Balears comenzó a salir de la crisis bastante antes que la Península y este ritmo de comunidad adelantada se mantiene. A ello hay que añadir que se espera una muy buena temporada turística que contará, encima, con paz laboral. El panorama comienza a ser más que halagüeño.

Se están creando las condiciones para que florezca lo más importante: el optimismo renovado, el incremento del consumo y la confianza en la solidez del sistema. También es muy importante para los empresarios que este clima se generalice. Se está perdiendo el miedo a invertir. Y eso es poner de verdad la rueda en movimiento, ajustadas a ejes fuertes y resistentes.

Pero aún no hay que lanzar las campanas al vuelo. Se han dado los pasos más importantes pero queda mucha tarea por delante. La mayoría de los nuevos contratos son lógicamente precarios y aún resta muchísima gente en el paro, a menudo sobreviviendo gracias a la economía sumergida. Pero a medida que los bancos vayan abriendo el crédito el éxito económico está asegurado. De la crisis saldrá una sociedad mucho más fuerte, sólida, convencida que los valores del esfuerzo y de no vivir por encima de las posibilidades de cada uno son fundamentales.

Y el Govern tiene que mantener el pulso firme en este envite como lo ha hecho hasta ahora. Ha costado muchísimo, pero estamos dejando atrás el túnel de las tinieblas y el miedo. Pero jamás hemos de olvidar las terribles lecciones del pasado reciente. Optimismo siempre, mas con la clavija de la memoria permanente activada para no volver a cometer errores que hemos pagado carísimos.

Compartir en Meneame