www.mallorcadiario.com

¿En qué nos estamos convirtiendo?

lunes 11 de julio de 2022, 08:13h

El Gobierno aprueba una ley que permite el aborto a menores de 16 años sin permiso paterno: “Es un nuevo avance”.

Una sociedad que quiere que el aborto sea un derecho porque “tiene” que serlo y , en cambio, el rezar delante de un abortorio acepta que sea un delito con pena hasta de cárcel, es que está confundiendo el progreso y la libertad con la barbarie y el libertinaje.

Si a todo esto se le suma que una conocida y esperada fiesta de verano en el Parque del Mar, por motivos de agenda ideológica, es considerada de “interés público municipal” para que tenga carta blanca, es que estamos perdiendo el sentido común y el respeto por el que disiente. Porque en dicha fiesta está permitido hacer todo el ruido que se desee, la gente es libre para orinar en nuestra fachada pues no hay vigilancia ( pese a que cada año avisamos de lo que va a pasar) y por la mañana el Parque del Mar amanece inundado de basura. Se trata de una fiesta que abandera una supuesta tolerancia y diversidad pero que está muy lejos del respeto al vecindario y al entorno; el interés público municipal, en este caso, dista mucho del mío propio y está a un abismo del bien común.

Lo que hoy consideran interesante es justamente lo contrario puesto que la belleza es convertida en anti-belleza, la virtud en vicio y la educación en mediocridad. “Eso os pasa por vivir en un lugar de ricos” , gritó una chica a mi hermana( que le llamaba la atención desde el balcón) mientras se bajaba la ropa interior para regar nuestra casa y dejar el correspondiente papelito.

Si este es el resultado de la educación progresista no es la quiero para mis hijos, prefiero que me sigan tachando de conservadora que es lo que realmente soy; me considero partidaria de mantener las tradiciones que funcionan, descartar aquellas que no y progresar abriendo paso a todas las que vayan a favor del bien común, la belleza y la virtud.

Pero, eso sí, algo tenemos que hacer porque como dijo G.Marcel, “cuando uno no vive como piensa, acaba pensando como vive”.

María de la Concepción Homar y Ferrer de Sant Jordi

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame