www.mallorcadiario.com
'En los abusos a menores funciona el boca a boca, no hay captación como tal'
Ampliar
(Foto: J. Fernández Ortega)

"En los abusos a menores funciona el boca a boca, no hay captación como tal"

Por Cristina Suárez
lunes 25 de abril de 2022, 14:10h

El inspector Víctor Manuel García Romero es, desde hace poco más de un mes, el jefe de las Unidades de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Policía Nacional en Baleares, encargada de perseguir la violencia de género, la violencia doméstica y la violencia sexual.

Con el foco mediático que tiene la UFAM encima, está claro que le ha tocado dirigir una unidad delicada...

Bueno, es un enorme reto porque es la unidad que trabaja los temas más sensibles y complicados. No sólo por las investigaciones de las menores tuteladas sino por todos los demás delitos que perseguimos, la protección de víctimas, etc.

Antes de nada, aclaremos conceptos. ¿Qué es exactamente el delito de corrupción de menores?

Es el delito que comete aquel que solicita, acepta u obtiene una relación sexual con un menor -o persona con discapacidad- a cambio de dinero o la promesa de ello. Supone una pena de uno a cuatro años de cárcel pero si la víctima tiene menos de 16 años, se agrava la pena ya que pasa a ser de dos a seis años de prisión.

¿Y qué es la provocación sexual?

El delito que comete aquel que, a través de cualquier medio directo o indirecto, vende, difunde o exhibe material pornográfico entre menores. Está penado con entre seis meses y un año de prisión.

Luego están las agresiones sexuales...

Para que sea agresión es preciso la existencia de violencia o intimidación. Por ejemplo, que el agresor agarre a la víctima por el cuello desde atrás y le coloque un cuchillo próximo a la cara para romperle la ropa. Lo que ocurre es que si la mujer logra huir, y el hombre no consigue su propósito de penetrarla, se trataría de una agresión sexual cuya pena oscila desde 1 a los 5 años de prisión.

En cambio, si consigue la penetración -bien sea por la vía vaginal, anal o bucal o bien introduzca miembros corporales u objetos por vía anal o vaginal- sería considerado un delito de violación y la penaya oscila entre los 6 y los 12 años. Todo ello, sin contar con los agravantes, como pueden ser las agresiones en grupo (las manadas).

Y por último, los abusos.

En este caso no hay violencia ni intimidación, pero tampoco consentimiento de la víctima. Por ejemplo, tocar, palpar las nalgas o los pechos, a una mujer ebria, o drogada con alguna sustancia. Lo que, por desgracia, suele pasar aquí: la turista que, tras una noche de fuesta, se queda dormida en la arena de la playa y al despertar nota que le han hecho algo de carácter sexual, o va semidesnuda y con dolor en la pelvis. Este delito supone de uno a tres años de cárcel, y misma pena se impondrá cuando el consentimiento se obtenga prevaliéndose el abusador de una situación de superioridad manifiesta que coarte la libertad de la víctima.

Los 16 años de la víctima son una línea roja.

Sí, en España el sexo está permitido con mayores de 16 años. De ahí para abajo, es considerado abuso sexual a un menor y supone una pena de prisión que oscila de 2 a 6 años. Si, además, se emplea violencia o intimidación,será considerado agresión sexual a un menor y la condena oscilará entre los cinco y diez años, y si el ataque consiste en penetración vaginal, anal o bucal de una niña o niño menores de esa edad, puede llegar a 15 años de cárcel.

También me gustaría destacar el componente de Internet, ya que aquellos que empleen la Red o cualquier tecnología para contactar con un menor de 16 años y le proponga quedar para practicar cualquier práctica sexual, sería de uno a tres años de cárcel, a los que habría que sumar los otros delitos sexuales. Lo mismo que el que emplea la Red para embaucar a una chica o chico menor de dicha edad para que le facilite material pornográfico, en ese caso será pena de prisión de entre 6 meses y 2 años.

Al margen de si son menores tuteladas o no, ¿nota que hay mucho delito sexual contra menores en Palma?

Hay bastante porque confluye la existencia de ellos -los abusadores o explotadores- y ellas, las niñas menores, que han visto en la prostitución un recurso económico más, aunque ellas no lo vean así. Ven que su amiga estrena zapatillas, nuevo Iphone o tiene acceso a un nivel de vida superior y piensan 'bueno, si ella puede conseguir dinero así, yo también’. Así que se enseñan entre ellas cómo acceder y, por ejemplo, cuelgan un anuncio en portales web. Como al final hablamos de plataformas que no verifican la edad real, lo tienen fácil...

Decía antes que ellas no sienten que se estén prostituyendo...

No, lo ven como un mero intercambio. Salen con sus amigas, conocen al hombre, les embauca con regalos, ropa, el último móvil de moda.. Y al final, terminan interpretándolo como que le deben dar algo a cambio. El problema es que no se dan cuenta de que están siendo utilizadas, explotadas, por un adulto. A esas edades no son conscientes de la gravedad pero cuando pasan unos años la cosa cambia.

¿Cómo se captan a las menores para que se prostituyan?

Es que no hay una captación como tal. Funciona más el boca a boca. Lo que le comentaba antes de las ganas de emular a la amiga que sí tiene acceso a dinero o regalos...

Las víctimas son siempre chicas, los agresores siempre hombres.

Sí, la inmensa mayoría de víctimas son chicas, 95 por ciento.

¿Se encuentran muchos casos de sumisión química con burundanga?

No, no muchos. Piense que es una sustancia cuyos efectos duran algunas horas, no muchas, y luego es excretada rápidamente. El método más común es el alcohol. Pagan 10-11 copas y, evidentemente, la mujer o la chica no saben ni cómo se llaman.

¿Existe algún perfil de las víctimas y los agresores?

No, hay de todo. En cuanto a ellos, los abusadores, hemos tenido chicos de 15 años hasta señores de 70 años que se iban a la cama, es decir, abusaban, de niñas de 14. Es un abanico muy amplio. Y las víctimas, son siempre niñas muy jóvenes.

¿Es complicado investigar estos delitos?

Muchísimo. Tiene que ser la propia víctima la que te informe, te dé pistas, te dé algo. Si no, es muy complejo y laborioso, y tardamos mucho más. Tenemos nuestras técnicas para seguirles el rastro y detenerlos pero tardamos más.

¿Qué me dice de las páginas y portales de contactos?

Existen, están ahí, pero ¿cómo evitas el peligro? Si lo único que piden es que verifiques que eres mayor de edad pero nadie lo comprueba.

Porno. ¿Vienen muy influenciados ellos y ellas?

Claro que influye y claro que lo vemos. El porno hace que ellos quieran emular esas escenas, cuando es evidente que no es el sexo real, el que cualquiera mantendría con su pareja.

¿Detectan un aumento de chicas que se dejan grabar manteniendo sexo?

No, son minoría. El grueso de casos son chicas grabadas o fotografiadas sin su consentimiento. Lo positivo es que, gracias a esas imágenes, podemos detener al responsable.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame