www.mallorcadiario.com

La hemorragia de la izquierda es Pedro Sánchez

Por Joan Miquel Perpinyà
miércoles 22 de junio de 2022, 05:00h

Si la ciudadanía andaluza no ha votado al Partido Socialista, como acostumbraba hasta hace poco, es porque el PSOE no se ha presentado a las elecciones. O si lo ha hecho, que no lo sé, los electores no lo han reconocido. Y como de aquel partido ya no quedan ni los restos, pues se vota al que está gobernando, el PP, que pese a ser de derechas, tampoco lo está haciendo tan mal ni se ha venido el fin del mundo como vaticinaba la izquierda desunida.

El Partido Sanchista ha venido a suplantar al PSOE y de ahí que quienes votan socialista, ahora se queden en su casa o voten otras opciones políticas, incluso a la derecha.

Los que ante la debacle de la izquierda afirman que los resultados en Andalucía no se pueden extrapolar al resto de España y mucho menos a unas elecciones generales, habría que oírles si la derrota la hubiese cosechado el PP.

Las palabras de Adriana Lastra en la misma noche electoral evidencian que el golpetazo ha sido tremendo y que el Partido Sanchista tiene muy mal perder. Rafael Simancas tuiteó: “Venga ya. Menos ínfulas. Ni cambios de ciclo, ni feijoazos, ni lecturas nacionales golosas. La gente ha votado al gobierno, como suele ocurrir en tiempos de zozobra. Y ahora, a la dura realidad. Ellos siguen gobernando en Andalucía, y nosotros seguimos gobernando en España”. Pura desesperación, por no ahondar en el tono macarra y prepotente que desprende.

Digan lo que digan los máximos aduladores del presidente del Gobierno, si el PSOE no toma nota del veredicto del 19-J, la derecha ganará terreno en toda España como lo ha hecho en Madrid, Castilla y León y ahora Andalucía. Quien no lo quiera ver, que no lo vea.

Dice el conseller portavoz del Govern, Iago Negueruela, que no están preocupados por los resultados en Andalucía. Pues deberían, porque dado que la presidenta Francina Armengol ya renuncia a poder gobernar en solitario y aspira a reeditar el Pacte, pero Unidas Podemos está en caída libre, la eventual desaparición de Ciudadanos puede catapultar al PP igual que ha sucedido en Andalucía.

Naturalmente que el Govern confía en los resultados de su gestión. También Pedro Sánchez y ahí lo tenemos, peleado con sus socios, pasándolas canutas para sacar adelante determinadas votaciones en el Congreso y pese a que está con el agua al cuello, haciendo ver que todo va viento en popa.

La derecha en España sale fortalecida a cada cita electoral. Y la izquierda cada día está más debilitada. Analicen por qué y quizás puedan taponar la hemorragia que, en mi opinión, se llama Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame