www.mallorcadiario.com

Joan Mesquida y Pedro Comas en la memoria

miércoles 21 de octubre de 2020, 00:00h

El fallecimiento de Joan Mesquida este lunes, víctima de un cáncer, ha sacudido a todo el arco político y a la sociedad balear en general. Desde que en marzo anunció que padecía un cáncer linfático, Mesquida se volcó en luchar contra la enfermedad compatibilizando los complicados tratamientos médicos con la actividad política que su salud le permitía, ahora en Ciudadanos. Después de más de treinta años de militancia en el PSIB, Mesquida llegó a la formación naranja de la mano de Albert Rivera, llegando a ocupar un puesto en la Ejecutiva nacional.

Funcionario de profesión y licenciado en Ciencias Políticas y en Derecho, con su desaparición la política balear pierde consistencia, aunque su carrera brillase sobre todo en el ámbito nacional. Si en Baleares Mesquida ejerció como conseller en el primer gobierno de Antich, fue a nivel nacional donde, durante años, ocupó cargos de gran responsabilidad, como secretario de Estado de Turismo y sobre todo como primer director general bajo el que se unificó el mando del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, en tiempos del también desaparecido Alfredo Pérez Rubalcaba. Sus logros en la lucha contra ETA en esta época han sido reconocidos por todos.

En 2018, lo que denominó el "giro nacionalista" del PSIB le llevó a abandonar el partido al que estuvo afiliado durante 32 años, consciente, probablemente, de que sus postulados no tenían recorrido con una estructura de poder apoyada para gobernar en partidos como Més y Podemos.

Será ya imposible saber el futuro que habría tenido Joan Mesquida con Ciudadanos, una formación que también busca su lugar al sol. Pero es indudable que, en tiempos de superficialidad e inconsisencia de muchos de los políticos que ocupan puestos y responsabilidades, la pérdida de su capacidad y entusiasmo impacta directamente en la consideración de una clase política que, con esta muerte, ve reducida su talla.

ADIÓS A PEDRO COMAS

La semana negra iniciada el lunes con la desaparición de Mesquida proseguía este martes con el fallecimiento del que fuera director del periódico Última Hora durante tres décadas. Pedro Comas falleció a los 68 años de edad, provocando una profunda consternación no sólo en los medios de comunicación, sino también en los ámbitos políticos y sociales de las Islas que Comas frecuentó desde el inicio de su carrera en 1972, cuando se incorporó al Última Hora.

De la mano de Pedro Comas, el diario editado por Pere A. Serra alcanzó el liderazgo periodístico en Baleares y logró situarse como referencia informativa de las Islas en unos años en los que lo hábitos de los lectores también se fueron modificando a la par que avanzaban las nuevas tecnologías y los nuevos medios de comunicación. Director de generaciones de periodistas a los que marcó su forma de hacer, Comas cedió la dirección en 2014 para pasar a ser consejero editorial del Grup Serra.

Su fallecimiento deja un hueco no sólo entre sus compañeros sino en todos aquellos que lo conocieron y que, este martes, se vieron tristemente sorprendidos por la noticia y que seguro le recordarán siempre como la persona educada, culta, profesional que fue.


Compartir en Meneame