www.mallorcadiario.com
'Ponía muebles en la puerta para que mi padre no entrase y me tocase'
Ampliar

"Ponía muebles en la puerta para que mi padre no entrase y me tocase"

Por Redacción
lunes 04 de julio de 2022, 20:44h

Una menor presuntamente violada repetidamente por su padre, residente en Campos entre 2016 y 2017, ha declarado este lunes, en la primera sesión del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Palma, que el acusado "se metía por la noches en la habitación y me decía que si no me dejaba tocar, iba a tocar a mi hermana".

La hija, de catorce años de edad cuando se produjeron los supuestos abusos, ha expuesto que su progenitor conseguía meterse por las noches en su habitación pese a que "ponía muebles delante de la puerta para que no entrase, para que no me tocase". Sin embargo, según ha relatado, "casi cada día se metía en mi habitación y yo le empujaba", ha precisado tras ser preguntada sobre si intentaba resistirse a los abusos.

La menor de las dos hermanas también ha expuesto en el juicio que, ya en Ecuador, antes de venir a vivir a España, su padre intentó abusar de ella. "Yo no me acuerdo de esto, pero mi padre, para normalizar la situación, me contaba que en Ecuador, siendo yo pequeña, ya le había hecho sexo oral", ha declarado la víctima.

El acusado, que se enfrenta a una condena de 36 años de cárcel, ha asegurado que nunca ha abusado de sus hijas. “Es falso por completo” ha declarado el procesado en la primera sesión del juicio. Ante las preguntas del Ministerio Fiscal, el presunto violador ha respondido que "nunca pasó nada. Eso es imposible porque son mis hijas. Yo a mis hijas las adoro”.

El acusado también ha declarado ante las preguntas de la Fiscalía que su hija mayor, que en ese momento tenía 15 años, sentía "un apego especial" hacía él. Durante su testimonio ha respondido a las preguntas de las acusaciones y de su defensa, asegurando en todo momento que los hechos por los que se le imputa no son ciertos y que las hijas, de 14 y 15 años en el momento de los hechos, se habían inventado el relato.

EL PADRE NIEGA LOS HECHOS Y HABLA DE COACCIONES DE LA MADRE DE SUS HIJAS

Tras ser preguntado por las razones por las que sus hijas podrían haberse inventado tales acusaciones, el procesado ha indicado que hay varios motivos por los que las niñas podrían haberlo hecho, entre ellos haber estado coaccionadas por su madre y expareja del acusado, quien reside en Ecuador.

El padre, quien se hizo cargo de las hijas al venir a España, ha explicado que la mayor llegó a decirle en una ocasión "yo he venido aquí a vengar a mi madre. Le voy a hacer llorar lágrimas de sangre".

Otro de los motivos de la supuesta falsa acusación que ha presentado el presunto violador es que las niñas hayan podido estar influenciadas por la pareja de su hermano, en ese momento tía de las niñas, ya que, según ha relatado el acusado, su hermano le debía dinero. Además, el padre ha explicado que, en la época en que, supuestamente, sucedieron los abusos, las niñas le pidieron 50.000 euros para comprarle una casa a su abuela, que vive en Ecuador, petición a la que él se negó.

Y ha proseguido contando que a uno de sus hermanos, también residente en Ecuador, su hija de 15 años, sobrina del acusado, le denunció falsamente por abuso sexual, por lo que el procesado ha planteado que sus hijas podrían haber seguido ese ejemplo.

"SOY UN HOMBRE Y TENGO NECESIDADES QUE SATISFACER"

Durante su intervención, la mayor de las dos hijas ha expuesto que las agresiones tuvieron lugar cuando la actual esposa del acusado, quien residía también en el domicilio familiar de Campos, se fue de viaje a Bolivia durante tres meses, por motivos familiares.

"Me dijo que él era un hombre y tenía necesidades que debía satisfacer" ha relatado la supuesta víctima, "y que si no era conmigo, sería con mi hermana. No quería que fuese con ella porque era menor que yo".

Tras ser preguntada por parte de la representante del Ministerio Fiscal acerca de la frecuencia de los abusos sexuales, la supuesta víctima ha afirmado que "podía ser a diario, incluso a veces dos veces al día".

La actual pareja del acusado también ha sido llamada a declarar, ya que durante unos meses convivió en el mismo domicilio que las niñas. "Nunca me he levantado por la noche y he visto que mi marido no estuviese en la cama" ha declarado la mujer, que niega tener conocimiento de los supuestos abusos sexuales.

Un testimonio que contradice al de la entonces tía de las niñas, ahora separada del hermano del acusado, asegura que ella se enteró de todo porque la esposa del presunto violador le puso sobre aviso de lo que ocurría.

Según esta testigo, la esposa del acusado le pidió personalmente que hablase con las niñas porque las notaba raras tras volver de su estancia en Bolivia, y porque sospechaba que el padre les había hecho algo malo.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame