www.mallorcadiario.com

La vida es una tómbola

martes 26 de septiembre de 2017, 03:00h
En el año 1962 se rodó una película preconstitucional en la que Marisol (Pepa Flores horrorizada por la fama) cantaba el tema central del film con un desparpajo de una jovencita alegre con ganas de comerse el mundo; treinta y cinco años después algún avispado recuperó el título y creó un programa postconstitucional en el que gente inicialmente desconocida contaba sus cuestiones de alcoba y cornamenta vinculado a gente conocida dando origen a una nueva clase social denominada famosos. Gente sin oficio ni beneficio que se dedica a contar cuestiones de cintura para abajo cuanto más escabrosas mejor para el gran público y cuanto más destacado sea el afectado mejor. En mi opinión van mucho más allá del derecho a la información.

El testigo de Canal 9 lo cogió Sexta pero modificó el leit motiv del programa y en lugar de tratar temas de fornicio lo encaminó a la política y gente aparentemente anónima pasó a sentar cátedra sobre cuestiones de estado que hace que hoy día estemos donde estamos, el refranero, siempre sabio, de esos polvos estos lodos.

Junto con los famosos ha surgido una clase política mediocre sin formación que opina sobre cuestiones que le vienen grandes y sobre las que no tiene la mínima formación con lo cual la opinión se convierte en ocurrencia. Esta opinión en aplicación del buenismo nacional implantado por el Presidente Zapatero (una persona incapaz para el trabajo que tuvo) dirán que es clasista o elitista en interpretación errónea, según mi opinión, del principio de igualdad.

La expresión de que en democracia cualquiera puede ser presidente del gobierno como declaración de intenciones está muy bien pero no responde a la realidad; afortunadamente no cualquiera puede ser presidente del gobierno. No todos servimos para lo mismo y para todo, algunos ejercen una soberbia desmesurada como presidente de la comunidad de vecinos.

Todo lo anterior viene a colación a que, en mi opinión, estamos gobernados por incapaces, gente mediocre y no preparada, que salida de Tómbola o de la Sexta, se permiten dogmatizar y argumentar de forma lamentable ideas pueriles.

Estamos donde estamos porque nuestros líderes, algunos salidos de las cloacas televisivas, no han tenido capacidad de dialogar pues el problema les venía grande. Unos y otros. Los problemas políticos se deben resolver en el ámbito político siempre y cuando nos encontremos en el marco de la Ley, aunque la Ley siempre es modificable. Un ejemplo paradigmático de incapacidad y de desprecio a la Ley de forma grosera es la actuación de la Presidente Forcadell, los ciudadanos del mundo no nos merecemos una persona tan perversa en la gestión de la soberanía nacional. Que pasen un buen día.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios