www.mallorcadiario.com

Sánchez, mal Menor

Por Gabriel Le Senne
jueves 12 de diciembre de 2019, 02:00h

Pedro, que era broma. Por supuesto que te queremos en el Gobierno. A ti solito. Como mientes tanto, no habíamos terminado de creernos que estabas dispuesto a pactar con comunistas, secesionistas y terroristas. Ahora que vemos que sí que eres capaz, hay que posibilitar tu gobierno en solitario, sin condiciones. Tú ganas.

No sé qué ha sido esto, si el juego del gallina, o el niño enfadado que se lleva su balón en plan “Si no me dejáis ser presidente, me cargo el régimen del 78, la monarquía constitucional y hasta parto España en nacioncitas. ¡Que estoy muy loco!”. En cualquier caso, debemos aceptar pulpo, sé tú el presidente.

Porque efectivamente, Pedro Sánchez está demostrando ser capaz de cualquier cosa con tal de permanecer en el poder. Se cumple lo que anticipaba Espinosa de los Monteros hace unas semanas: el pacto con Podemos sirve para anclar expectativas. La perspectiva de Iglesias vicepresidente y los delincuentes nacionalistas mandando, hace que un gobierno del PSOE en solitario parezca un paraíso centrista.

Por tanto, me da igual cómo se quiera hacer técnicamente, pero hay que facilitar la investidura de Sánchez. Al menos ofrecérselo claramente. Y si Sánchez se niega, habremos comprobado que no solamente quiere el poder, sino que además es un sectario que efectivamente tiene la intención de cambiar de régimen. Y en tal caso, sálvese quien pueda, porque será el momento de poner pies en polvorosa. No digo que yo lo haga, que tengo muchas ataduras y me da igual quedarme para poder susurrar al oído a ciertos amigos “te lo dije”. Ellos saben quiénes son. Hasta que acabe en el gulag, pero en fin, a lo mejor después, si sobrevivo, o incluso durante mi internamiento, puedo escribir algo interesante.

Si Sánchez rechaza la oferta, será por el principal problema político que tenemos, que es el odio visceral entre los partidos, especialmente entre sus militantes. En otros países como Alemania pueden entenderse y formar la “Gran Coalición”. ¿Por qué aquí no? Los programas no difieren tanto. Unos quieren subir los impuestos un poco y los otros bajarlos mínimamente: pues se dejan igual o casi, y a correr.

Tal vez a Gollum Sánchez le molesta que le mantuvieran alejado de su tesssoro. Pero ya pasó, Pedro, el tesoro es tuyo, y ya nadie te lo va a quitar por unos años.

Si tenemos que cantar “el Estado opresor es un macho violador”, se canta, que todo sea eso. Por cierto, aunque algo soez, no es mala metáfora para un liberal. Lo raro es que acto seguido defiendan políticas estatistas. ¡El violador soy yo, Pedro! Y lo que tú quieras.

Si tenemos que dejar de usar la palabra “negro”, pues la dejamos de usar. No queremos ser racistas, Pedro, de verdad. Gobierna tú en solitario, que si no el futuro se presenta de una tonalidad intensísima.

Hasta estoy dispuesto a cambiar de dieta, ir en bici, bajarme una app para reducir mi huella de carbono, dejar de tener hijos y cumplir todo lo demás que diga Greta. Todo será menos que lo que se les ocurriría a los podemitas.

Y la memoria histórica, ¡qué decir! Franco malo, Largo Caballero buenísimo. Pongamos una rosa en la cruz del Valle. Mejor que la hoz y el martillo.

Si hace unas semanas escribí un artículo titulado “Franco, mal menor” que generó cierta controversia, el mal menor resulta ser hoy Pedro Sánchez. Sé que esta afirmación me puede traer aún más críticas que lo de Franco, pero tengo que decirlo. Mira por dónde, Pedro Sánchez comparado con Franco. Es broma Pedro, aquí me tienes para lo que quieras. Hasta que los españoles vuelvan en sí.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
1 comentarios
Compartir en Meneame