www.mallorcadiario.com

Leyes mordaza

domingo 02 de agosto de 2015, 14:01h
Hace unos días salió en varios medios de comunicación la insólita secuencia de la amonestación e inmediata sanción de un ciudadano español por expresar libre y de forma correcta su punto de vista respecto a unas determinadas acciones de un cuerpo de seguridad nacional. Por lo visto en su facebook expresó su descontento respecto a algunos miembros de dicha institución por no estar cuando debían y su afán sancionador. La respuesta no se hizo esperar. Al poco tiempo de haberlo colgado en la red, dos agentes se personaron en su domicilio para amonestarlo e informarle que de entrada y según nuevo código vigente se le aplicaba una sanción pecuniaria de hasta seiscientos euros.

Este paradójico caso no es por desgracia una excepción. Últimamente, desde que se ha reformado de manera infame el código penal, estos casos están dejando de ser excepcionales. La llamada “ley mordaza” da soporte y abre las puertas al ataque directo contra los ciudadanos, bien sean individuos, asociaciones o medios de comunicación. Una ley hecha a la medida de los gobernantes para tener sometido a su pueblo silenciando sus bocas.

Parece ser que algún departamento de policía on line ha iniciado sus labores de sabueso rastreo entorno a algunos colectivos críticos con el actual gobierno y otras plataformas cívicas de ciudadanos hartos de que les tomen el pelo. Estas personas que  empiezan a ser objeto de persecución, son como usted o como yo, querido lector. No pertenecen a ninguna organización radical y violenta ni a ningún comando de mercenarios codiciosos de sangre. Son ciudadanos libres indignados que utilizan la pluma para expresar su descontento con un poder cada vez más tiránico que gobierna a su antojo y de espaldas al pueblo.

Las fuerzas de seguridad del estado son a su vez víctimas del entramado. Sólo reciben órdenes de arriba cuyo cometido es ejecutar. Los culpables son los maquiavélicos y ponzoñosos cerebros que controlan el poder, que hacen leyes indignas e inconstitucionales que hacen tambalear la misma democracia.

El próximo asalto posiblemente sea la represión a los medios de comunicación no afines a los gobernantes. La información es libertad. El diálogo y la crítica son más fuertes que la espada. Por eso van a ir a por nosotros. Pero no dudéis amigos que nos encontrarán luchando con la pluma afilada y la tinta fresca.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios