www.mallorcadiario.com
Medio Ambiente ha tratado a 180 aves electrocutadas en Mallorca y Menorca

Medio Ambiente ha tratado a 180 aves electrocutadas en Mallorca y Menorca

miércoles 30 de octubre de 2019, 20:35h
Los agentes de Medio Ambiente del Govern balear han tratado en los últimos años a 180 aves, 164 en Mallorca y 16 en Menorca, que han sido tratadas en sus centros tras recibir una descarga eléctrica al posarse en las torres de alta tensión y tendidos eléctricos.
El Servicio de Protección de Especies de la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, el Centro de Recuperación de Fauna de las Islas Baleares (COFIB) y el cuerpo de Agentes de Medio Ambiente (AMA) han participado este miércoles en la jornada "El impacto de los tendidos eléctricos en el avifauna balear".

Con ocasión de la misma se ha hecho una diagnosis del problema y se han explicado las actuaciones coordinadas que se hacen desde todos los sectores implicados.

La electrocución es la primera causa de muerte no natural en algunas rapaces, por lo cual los esfuerzos se centran a corregir el tendido eléctrico, ha informado la conselleria en un comunicado.

Desde el año 1999, los agentes de Medio Ambiente han revisado unos 390 kilómetros de tendido eléctrico entre Mallorca, Menorca e Ibiza.

Las inspecciones han permitido identificar y documentar todos los soportes peligrosos detectados. Gracias al convenio de colaboración que hay entre el Govern y GESA-ENDESA estos soportes se han podido corregir.

Desde el COFIB han explicado que, desde 2003, se recogen los datos de aves que ingresan en el centro de Mallorca por electrocución. Las especies que más sufren son el águila de Bonelli (un 54,55 % de las que entran al centro lo hacen por electrocución), seguido del cuervo (52,75 %) y el águila calzada (25,52 %).

Además de estas tres especies, las que más entran por esta causa son el águila pescadora (10,34 %), el milano (9,13 %) y el cernícalo (5,91 %).

Respecto al total de aves que han entrado al centro de Mallorca, hasta septiembre de 2019 ha habido 16, mientras que en 2018 fueron 49.

Hay que tener en cuenta que, con la puesta en marcha del proyecto Life-Bonelli (2013-2017), se destinaron más medios para arreglar las líneas y detectar los casos en que el tendido no estaba en buenas condiciones.

En cuanto a Menorca, desde 2012 se han recogido 16 aves por electrocución. La especie que más ha entrado ha sido el milano (7), seguido del cernícalo (6).

En el caso de Ibiza y Formentera sólo se han registrado dos casos de electrocución desde 2012: un cernícalo en Ibiza y un halcón peregrino en Formentera.

La Conselleria de Medio Ambiente colabora estrechamente con Endesa para corregir los puntos peligrosos que suponen los tendidos eléctricos. En esta detección, los agentes de medio ambiente han participado activamente.

En los casos de electrocuciones, no sólo actúan de manera preventiva con estas inspecciones, sino también cuando se activa una incidencia.

Desde 2017, las inspecciones se han concentrado en áreas prioritarias delimitadas por la concentración local de avifauna.

Una vez que se tienen los resultados de la necropsia, los agentes visan a la empresa de la torre donde ha muerto el ejemplar para que actúe de manera prioritaria.

Las actuaciones conjuntas entre instituciones y Endesa se hacen desde 1998 y ya se han corregido más de 2.500 apoyos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.