www.mallorcadiario.com

Municipio asambleario

viernes 11 de diciembre de 2015, 12:00h

o malo del asamblearismo militante es que los adversarios políticos son tan malas personas que, cuando gobiernas, te exigen que lo practiques.—No hay huevos—, te espeta la casposa y ‘castosa’ oposición, mientras tú buscas interpretaciones doctrinales que te sirvan de pretexto para no cumplir tu promesa electoral.

En Palma, por ejemplo, el gobierno municipal ha organizado un referéndum tontorrón, que sabe que probablemente va a perder, con el fin de tapar la boca a los ciudadanos con aquello de —¿veis lo demócratas que somos?— para, a renglón seguido, continuar con sus inapelables decisiones más ideológicas, como las relativas a símbolos religiosos, monumentos históricos o manifestaciones culturales que molestan a determinados socios del pacto o a grupos catalizadores de histerias colectivas diversas.

El problema que entraña haber abierto esta vía plebiscitaria es el de establecer criterios sobre qué cuestiones merecen o no merecen ser sometidas a la voluntad popular. Y pronto comenzamos a descubrirlo, pues a la pregunta de por qué el consistorio no sometía a referéndum el controvertido asunto de la demolición o conservación del monumento a las víctimas del crucero Baleares el alcalde respondió que, sobre cuestiones de memoria histórica, no estaba dispuesto a consultar nada. Democracia de la ‘Señorita Pepis’, en suma, sólo se vota si tengo amplias posibilidades de ganar, o si no me importa perder.

En definitiva, Hila está dispuesto a asumir el resultado de una consulta sobre algo tan banal e inocuo como las terrazas del Born –polémica artificial alimentada por el odio bolivariano al beneficio empresarial ajeno-, pero cuando se trata de materias de claro cariz ideológico -por no decir directamente sectario- ahí los principios democráticos se le arrugan, porque sabe perfectamente que, aunque tampoco se va a declarar ninguna guerra por ello, los palmesanos, con toda probabilidad, no hubieran tocado la distribución de los ornamentos de la sala de plenos, ni derribarían el monumento de Sa Feixina por mero respeto a la historia, ni prohi

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios