www.mallorcadiario.com

Navidad 2020

jueves 24 de diciembre de 2020, 04:00h

La verdad es que este año la Navidad nos llega en un momento espantoso en todos los aspectos, pero intentemos hacer de la necesidad, virtud. Las circunstancias pueden ayudarnos a recuperar la esencia de la Navidad: la fiesta en que celebramos que Dios vino a nuestro encuentro al nacer como un niño más. Para celebrarla no son indispensables reuniones, banquetes ni regalos. Bastan silencio y oración para contemplar el misterio.

Son tiempos recios para los cristianos: perseguidos físicamente en muchos lugares, espiritualmente en otros. La descristianización de Occidente parece avanzar sin freno, poniendo en entredicho cada aspecto de la sociedad cristiana, tal vez de la sociedad natural: el nacimiento, la educación, el matrimonio, el trabajo, la muerte.

Los Diez Mandamientos coinciden con los principios liberales: vida, libertad, propiedad. No matarás, no robarás, no codiciarás los bienes ajenos. En nuestra sociedad no sólo se va permitiendo matar, sino que van a matar los propios médicos, mientras está completamente normalizado el robo a través de los impuestos motivado por la envidia hacia quien tiene más. Y la libertad es cada día menor, hasta el punto de que amenazan con quitarnos a los niños.

Eso sí, se cambian las palabras. El aborto, matar al no nacido, es ‘interrupción voluntaria del embarazo’, como si algún día pudiera reanudarse. Al robo lo llaman ‘redistribución de riqueza’ y ‘lucha contra la desigualdad’, como si toda desigualdad fuera intrínsecamente mala, cuando a menudo lo injusto sería la igualdad. A imponer una educación determinada en contra de los deseos de los padres lo llaman ‘lucha contra la segregación escolar’. Las familias desintegradas son ‘nuevos modelos de familia’. Matar a enfermos y ancianos es ‘ayudarles a morir’.

Estas falacias -en el sentido de argumentación equivocada- se filtran por todo, impulsadas por unos altavoces mediáticos omnipresentes, alcanzando ya no sólo nuestro hogar, sino también nuestros bolsillos. A veces puede dar la sensación de que es imposible contrarrestarlo, y llevarnos a perder la esperanza.

Pero esto sólo puede ocurrirle a quien está alejado de Dios. Porque quien está cerca renueva cada vez que ora la Esperanza, con mayúscula, de quien sabe que Dios es Señor de la Historia, y por tanto no hay nada que temer; sólo debemos confiar. Eso no significa que vaya a ser fácil: Dios no ahorró la Cruz a Jesucristo, ni el martirio a sus discípulos, ni evita los regímenes criminales que nosotros mismos nos damos o aceptamos por nuestra inmoralidad. Pero sí proporciona a quienes le siguen la fortaleza para sobrellevarlo, y es capaz de sacar bien del mal, y así la Cruz es la victoria sobre el mal, y la Iglesia se fortalece con el ejemplo de sus mártires.

¿Que hay pecadores en la Iglesia? Bien lo sabemos. La diferencia es que los cristianos reconocemos nuestras miserias e intentamos luchar contra ellas con la ayuda de Dios, mientras otros lo que intentan es convencerse y convencernos de que todo lo que hacen está bien, y se ofenden enormemente si se les muestra la verdad.

Dios actúa en un doble plano. El primero es el de cada persona, el del diálogo íntimo con cada alma, a través de todo lo que experimentamos. Los acontecimientos, las personas con que nos cruzamos, los pensamientos que albergamos. Dios está en nuestro mismo centro, hablándonos a través de todo lo que nos ocurre, esperando que acudamos a él. El segundo es el plano colectivo, la historia. Dios la dirige según su plan, integrando en él todo lo que decidimos en el ejercicio de nuestro libre albedrío.

Por eso podemos estar completamente tranquilos: sólo debemos confiar, y buscarle para que nos ayude a hacer todo el bien posible. Y para facilitárnoslo se ha hecho niño, como lo fuimos nosotros, y ha vivido una vida de hombre, como nosotros, con todo lo que ello implica, incluido el sufrimiento, para servirnos de ejemplo.

Feliz Navidad a todos, especialmente a quien haya disgustado este artículo. También te queremos. A ti, sobre todo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios