www.mallorcadiario.com

Ninguna sociedad democrática

martes 07 de julio de 2020, 02:00h

Puede existir sin una prensa libre, independiente y plural. Kofi Annan.

Yo también soy Vicente Vallés.

Se han encendido las alarmas de la democracia, se han disparado las luces rojas pues un diputado, legítimamente elegido, el señor Echenique ha señalado a un periodista, don Vicente Vallés, de ser crítico con la labor del gobierno y en definitiva, de hacer bien su trabajo.

Desgraciadamente estamos viviendo una época en la que la gran prensa no es independiente ni libre sino que vive, por motivos que desconozco, plegada a la voluntad del gobierno de la nación. Cuando desde un gobierno se señala a un comunicador se está teniendo una actuación fascista, facha, que lo llaman ellos pues lo que se pretende es callar las voces disidentes, eso han hecho los grandes dictadores o tiranos de las historia, prohibir las voces contrarias a la ideología única que se propone desde el gobierno.

La libertad de prensa no es más que una forma de libertad de expresión lo que en ese caso suele regir lo que se ha dado en conocer como censura previa. Unos señores leen antes de su publicación los textos que posteriormente se van a publicar y deciden que puede leer el pueblo para no ser intoxicado por las ansias de libertad, el señor Echenique se ha comportado como un pequeño cacique, un salva patrias y un impulsor, como buen comunista, de la ideología única.

Desde siempre me ha sentado muy mal que determinadas personas abusen de las demandas en base a la educación de esos últimos. El señor Echenique es uno de ellos, ese padre de la Patria argentino de nacimiento abusa de sus deficiencias para que los demás no puedan decirle determinadas cosas; se permite tener empleadas del hogar sin asegurar y vivir en uno de las zonas más caras de España como es el barrio de Salamanca en Madrid. El señor Echenique no hace otra cosa de la que ha aprendido de sus modelos, las clases dominantes en los países comunistas no les falta nunca de nada, grandes mansiones, grandes coches, grandes fortunas y las mejores exquisiteces en la mesa. Ser comunista así resulta muy fácil.

En el fondo el señor Echenique no es un demócrata, es un facha, su pretensión y la de sus conmilitones no es otra que la de acabar con la divergencia, la existencia de un partido único y hacer y legislar lo mejor para pueblo toda vez que el pueblo es ignorante y no sabe lo que quiere, por eso tiene a líderes como él que saben lo que le conviene más a los ciudadanos o como el mismo Iglesias, macho alfa que no pone un piso a sus amantes sino que les pone un cargo a cada una de ellas imagino que vinculado a las artes amatorias de cada una de ellas, y que oscila entre un ministerio a una asesoría. El señor Iglesias, tan machito él no tuvo otra idea que decir que sabía lo que era mejor para la señorita Dina Bousselham, despreció su independencia, su mayoría de edad y especialmente su libertad pues Pablo Iglesias sabía lo que era mejor para ella; y se quedó tan ancho. Machismo en estado puro.

Les decía que lo que pretenden desde Podemos, eso de callarnos a Vicente Vallés y a todos los demás detrás, viene de antiguo pues un facha reconocido y que quizás deberíamos revisar su gestión imperialista como fue George Washington dijo “si nos quitan la libertad de expresión nos quedamos mudos y silenciosos y nos pueden guiar al matadero”. ¿No les recuerda esa afirmación lo que pasó en la Alemania nazi, en la Unión Soviética de Stalin, la Cuba de Castro o la China actual sin acceso a internet libre? Eso es lo que quieren exactamente para nosotros los fascistas de podemos, dejarnos sin voz y sin libertad.

Yo soy también Vicente Vallés pero también soy otros muchos compañeros suyos que informan desde la independencia y desde la libertad a pesar de la presión que se recibe desde la fontanería del gobierno de la nación y quiero estar humildemente a su lado y mostrarles mi apoyo frente a gente tan hipócrita como Ferreras, Wyoming, Echenique y el vallecano Iglesias.

Lamentablemente y después de lo bien que lo hizo la mayoría de la generación de nuestros padres (excluyo expresamente al de Iglesias) en el tránsito de la dictadura a la democracia nos encontramos esencialmente por nuestra torpeza y exceso de confianza en la necesidad de volver a defender el estado de derecho y la democracia; aunque parece que vamos reaccionado pues los resultados que se les augura en Galicia son nefastos, para mi maravillosos pues se hunden, y si eso pasa empezarán a ver ratas desembarcar. Que pasen un buen martes de calor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

1 comentarios