www.mallorcadiario.com
Grimaldi y Trasmed dotan a Baleares del mejor transporte marítimo del siglo XXI
Ampliar
(Foto: J. Fernández Ortega)

Grimaldi y Trasmed dotan a Baleares del mejor transporte marítimo del siglo XXI

Por Joan F. Sastre / J. Fernández Ortega
sábado 28 de mayo de 2022, 06:00h

499 camarotes. Capacidad para 3.500 pasajeros. 68 suites. 28 nudos de velocidad. 254 metros de eslora. 595 butacas. 3.950 metros de estacionamiento para acoger los vehículos de los usuarios. Pero, por encima de todas estas cifras, el Cruise Roma, embarcación insignia de Grimaldi Lines, constituye la más envolvente, reconfortante, plácida y, si se nos permite, apasionada experiencia en alta mar.

“No, no es un crucero. Lo parece, sí, pero no lo es. Es un ferry. Eso sí, un ferry de referencia dentro del ámbito de la navegación a través de las aguas del Mediterráneo”. Así se refiere Ettore Morace, CEO de la compañía Trasmed (sección española de Grimaldi Lines), al Cruise Roma, el portentoso barco de factura italiana que une diariamente el puerto de Barcelona con los de Porto Torres, en Cerdeña, y Civitavecchia, a algo más de una hora de distancia de la ciudad eterna.

Un equipo de mallorcadiario.com ha disfrutado del placer de tomar parte en una de estas travesías, concretamente la que partió el 18 de mayo de la capital catalana y llegó al día siguiente, surcando con precisión y rapidez una mar sorprendentemente calma y tranquila, a Porto Torres, una localidad industrial situada al noroeste de la isla de Cerdeña.

“Cada vez que tengo la oportunidad, insisto en este punto- indica Ettore Morace- Es posible que las innumerables comodidades que el pasajero encuentra a bordo del Cruise Roma, con restaurantes, gimnasio, piscina, sala de juegos, cómodos y mullidas butacas, camarotes amplios y confortables y unas cubiertas impresionantes donde quedarse extasiados ante el fascinante espectáculo del mar, llegue a pensar que se halla en un crucero. Pero no es así, porque existen unas características muy claras que diferencian a los ferrys de los cruceros”.

A este respecto, el CEO de Trasmed apunta que un ferry, como el Cruise Roma, “une, con una periodicidad determinada, dos puertos concretos. Y lo hace en el menor tiempo posible. Concretamente, este barco se desplaza a una velocidad de 28 nudos, una de las más elevadas que pueden alcanzarse en alta mar. El crucero, en cambio, visita diversos puertos y su periplo marítimo abarca un periodo más prolongado de tiempo”.

LA APUESTA DE GRIMALDI Y TRASMED POR BALEARES

Hay otro aspecto en el que distan un ferry y un crucero, y este es la motivación del pasajero. Morace explica que el usuario de un crucero “no tiene prisa. Pretende disfrutar al máximo de una travesía larga y diáfana. El pasajero del ferry, en cambio, acostumbra a realizar este trayecto marítimo por alguna razón que tiene menos que ver con el ocio y más con cuestiones de negocio o de índole laboral. A bordo del Cruise Roma viajan, por ejemplo, muchos camioneros que trasladan la carga que transportan de un puerto a otro para luego proseguir su itinerario por carretera. Y he ahí otra gran diferencia con el crucero, ya que el ‘estómago’ del ferry, si se me permite utilizar esta expresión, va repleto de todo tipo de mercancías; en un crucero, eso no sucede. Por no hablar de los vehículos, muchos de ellos de gran tonelaje, que ocupan el voluminoso espacio de estacionamiento que hay habilitado en el interior del barco, cuya capacidad es de 3.950 metros”.

Como CEO de Trasmed, marca española de Grimaldi Lines, Ettore Morace se siente particularmente satisfecho de la ambiciosa operación que, en julio de 2021, no hace todavía un año, permitió la adquisición, por parte de la compañía italiana, de la flota de embarcaciones que perteneció en su momento a Armas Trasmediterránea y cuyo cometido es enlazar, por vía marítima, a Baleares con diferentes puntos de la península. A juicio de Morace, esta transacción “ha puesto de manifiesto claramente la apuesta de Grimaldi por las islas, a todos los efectos. Por supuesto, desde un punto de vista comercial, pero siendo conscientes también del potencial turístico del archipiélago y la necesidad, a este respecto, de fortalecer las conexiones marítimas de Baleares”.

CRUISE ROMA, UNA INOLVIDABLE EXPERIENCIA DE NAVEGACIÓN

El Cruise Roma es un ejemplo fidedigno de esta estrategia. El barco parte del puerto de Barcelona para dirigirse, como ya se ha indicado, a Cerdeña y Civitavecchia, en las proximidades de Roma, pero los horarios de salida que se han establecido permiten a un viajero procedente de Palma llegar a la Ciudad Condal a bordo de una embarcación de la compañía Trasmed y, seguidamente, ya en la capital catalana, subirse al ferry de Grimaldi para completar el trayecto hasta Italia. “Estamos tratando de ajustar todavía más estos horarios para que el usuario balear pueda culminar el itinerario sin tener que pernoctar en Barcelona entre una y otra ruta. Pero ya ahora la coincidencia es bastante notable, especialmente en la línea que se dirige a Roma”.

Para Trasmed, la incorporación de la flota procedente de Armas Trasmediterránea ha supuesto un verdadero reto. "Los primeros seis meses fueron muy intensos, porque tuvimos que acometer una profunda labor de reorganización estructural que afectó a todos nuestros recursos, y no solo a los barcos. Pero, hoy en día, se están recogiendo los frutos, y he de decir que con magníficos resultados", afirma Ettore Morace.

"TRASMED HA LLEGADO A BALEARES PARA QUEDARSE"

En cuanto a las expectativas de continuidad de Trasmed como compañía de referencia en el transporte marítimo entre Baleares y la península, las palabras del directivo naviero no ofrecen dudas al respecto. "Trasmed ha llegado a las islas para quedarse - asegura Morace - Nos lo planteamos como una inversión a largo plazo que ha exigido desembolsar cientos de millones de euros y que trataremos de recuperar a fuerza de proporcionar a nuestros clientes los servicios que esperan en cuanto a puntualidad, fiabilidad y calidad. Queremos ganarnos su confianza plenamente, y en esa tesitura estamos ahora".

Sin embargo, el camino recorrido hasta ahora no ha sido sencillo. Trasmed ha debido hacer frente nada menos que a los efectos de la que ha sido, posiblemente, la crisis sanitaria más grave y acuciante de la historia moderna. Estamos hablando, lógicamente, de la pandemia de la Covid 19.

La emergencia saltó a la palestra en pleno proceso de desarrollo de la operación llevada a cabo por el grupo en el sector marítimo de Baleares, y exigió, en palabras de Morace, "tomar decisiones en un tiempo récord para amortiguar las consecuencias del golpe. Todo se interrumpió: no solo la actividad turística, sino la economía en general y esto tuvo también su traslación al ámbito del transporte de mercancías. Por todas estas razones, fue absolutamente necesario diseñar un plan de contingencia que, a mi entender, ha cumplido con los objetivos que nos propusimos y nos ha permitido cubrir esa etapa tan difícil para, actualmente, encarar el futuro con mucho mayor optimismo".

COMPROMISO CON LA SOSTENIBILIDAD

En ese futuro jugará un destacado papel la apuesta de Grimaldi y de Trasmed para dotar a sus barcos de las mejores comodidades para sus pasajeros. Destacaremos, a título de ejemplo, dos aspectos diferenciales de la compañía italiana. El primero de ellos es su compromiso ineludible con la sostenibilidad medioambiental, que se plasma, entre otras muchas actuaciones, en la utilización de buques con plena autonomía energética y dotados de un sistema de depuración de gases contaminantes, de tal manera que no generan ningún tipo de polución en los puertos que visitan.

La intención del grupo es ir todavía mucho más allá. De hecho, en la oficina técnica de Grimaldi en Nápoles, un equipo de 20 ingenieros está trabajando intensamente para estudiar nuevas fórmulas que hagan posible reducir todavía más las emisiones. A resultas de esta incansable y tenaz labor de investigación, los nuevos barcos que se incorporan a la flota de la empresa, en cada una de sus líneas, son capaces de acoger una mayor capacidad de carga sin incrementar los efectos contaminantes.

Los avances logrados por Grimaldi y Trasmed en cuestiones ambientes resultan notorios, hasta el punto de que Ettore Morace no duda en proclamar que la sostenibilidad, el respeto al entorno y la apuesta por la conservación del planeta son valores que constituyen "la carta de identidad de nuestra compañía. Medio Ambiente e innovación son, si queremos expresarlo así, nuestra bandera, ya que somos conscientes de que, en la actual coyuntura presidida por el cambio climático, el deterioro de las fuentes de energía, y la urgencia de promover el ahorro efectivo de los recursos, las empresas hemos de asumir, obligatoriamente, una responsabilidad social corporativa que de ninguna manera podemos soslayar".

'NAVIERA PET FRIENDLY'

El segundo aspecto diferencial al que anteriormente hacíamos referencia es la condición de Grimaldi como 'naviera pet friendly', una distinción otorgada por la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA) para reconocer el esfuerzo de Grimaldi por ofrecer a sus usuarios la posibilidad de efectuar sus desplazamientos marítimos en compañía de sus mascotas (perros y gatos, básicamente).

Precisamente, mallorcadiario.com fue testigo privilegiado de esto último: decenas de pasajeros compartieron la travesía hasta Cerdeña, a bordo del Cruise Roma, con sus inseparables animales de compañía, sin producir la más mínima molestia o el más leve inconveniente al resto de los viajeros ni, por supuesto, tampoco a la tripulación. Las personas que se trasladan con sus mascotas disponen de camarotes específicos o bien pueden hacer uso de butacas diseñadas a tal efecto, además de otros recursos igualmente necesarios e integrados en un 'pet-kit' que agrupa bolsas higiénicas biodegradables, un mantel de hule y recipientes para comida y agua. Igualmente, el pasajero tiene la opción de solicitar que se provea de una cama a su compañero de cuatro patas y de una bandeja con arena y pala (en este caso, para quienes viajan con gatos).

LIDERAZGO MUNDIAL

Con toda esta carta de presentación en la mano, el grupo Grimaldi puede presumir de haberse convertido en la primera compañía, a nivel mundial, en el ámbito del transporte de carga rodada, dotada con una flota de 130 embarcaciones. En este escenario, a Trasmed le corresponde la función de asegurar un transporte marítimo de calidad, tanto de pasajeros como de mercancías, entre la Península y Baleares.

Las conexiones se hallan operativas a cargo de ferris renovados y dotados de las más amplias comodidades para el usuario, entre los que no hay que dejar de lado su apuesta por la gastronomía local y tradicional. La adquisición, en julio de 2021, de la antigua flota de Armas Transmediterránea ha permitido a Grimaldi, de la mano de su filial española, Trasmed, con sede en Valencia, incrementar su oferta de líneas en el 'mare nostrum', integrada por rutas que unen uno de los puertos más emblemáticos y concurridos de esta parte del planeta, el de Barcelona, con los de Porto Torres (Cerdeña), Civitavecchia (Roma), Savona y Livorno.

Al mismo tiempo, desde el gran puerto del Levante español, Valencia, los buques de Grimaldi se dirigen a Cagliari (Cerdeña), Salerno y los ya citados emplazamientos de Savona y Livorno. A todo este mapa de trayectos cabe sumar las conexiones con las líneas atlánticas de África Occidental, Norte de Europa y las dos Américas, la del Norte y la del Sur.

Suscríbase aquí gratis a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios
Compartir en Meneame