www.mallorcadiario.com

Pasaporte de vacunación, una oportunidad para Baleares

sábado 27 de febrero de 2021, 00:00h

La implantación de un pasaporte europeo de vacunación debe ser el instrumento que garantice la recuperación del turismo en un entorno de plena seguridad sanitaria. El plan -anunciado por la cancilller alemana, Angela Merkel, y respaldado por la propia Comisión Europea- debe concretar aún algunos aspectos, pero su puesta en marcha ha de constituir un elemento clave para recuperar la confianza y reactivar la demanda del sector turístico de cara al próximo verano.

El pasaporte permitirá la realización de viajes dentro de la Unión Europea en un contexto de seguridad, tanto para quienes deciden emprender el viaje como para la población de los destinos que los acogen, como es el caso de Baleares. Para las Islas, el pasaporte de vacunación constituye una magnífica oportunidad para poder desarrollar una temporada alta con la mayor normalidad posible.

Armengol, en su reciente viaje a Madrid, ofreció la comunidad como destino pionero en el que experimentar la puesta en marcha del pasaporte, de manera similar a la prueba piloto de llegada de turistas que el verano pasado permitió a Baleares adelantarse en la apertura segura de la actividad turística. En este caso, las Islas pueden volver a demostrar su capacidad de liderazgo en uno de los sectores clave de la economía española.

Los 27 se han dado un margen de tres meses para cerrar flecos y armonizar las diferentes iniciativas. La presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, ha insistido en la necesidad de que los países de la Unión actúen con celeridad en la aprobación de sus correspondientes normativas. Y es que no debería retrasarse más el proceso si no se quiere perder la oportunidad de viajar en verano y -en casos como el de Baleares- recuperar el funcionamiento de la principal industria del país.

Sólo la seguridad de que el turismo se desarrolla en un ámbito sanitariamente seguro, mediante el pasaporte y la distribución masiva de vacunas, garantizarán que Baleares no pierda otra temporada, una circunstancia que sería letal para la economía y el empleo de las Islas.


Compartir en Meneame