www.mallorcadiario.com

Pistas para ganar un concurso público

domingo 22 de julio de 2018, 02:00h

Si es usted arquitecto y quiere ganar un concurso público en Mallorca, entre otros menesteres es imprescindible que su proyecto sea un auténtico laberinto, más absurdo incluso que el de Alicia en el País de las maravillas, más complicado que
recordar todas las contraseñas de nuestros accesos a páginas web, que sea en definitiva, una obra de arte no por su contenido ni su continente sino más bien por su anecdotario.


En Palma de Mallorca hay como mínimo dos edificios que cumplen a la perfección estos requisitos: el hospital público de Son Espases (asuntos penales al margen porque estamos en verano y de vacaciones o casi), y los Juzgados de Sa Gerreria.
Tanto uno como otro me han servido para constatar que vengo siendo capaz, durante años, de perderme en el mismo edificio cada vez que voy y que resulta absolutamente imposible memorizar de forma lógica y razonable el extraño trazado que la suma de arquitectura y administración pública han diseñado para el usuario.


Me acostumbre hace años a llegar antes que mis clientes a los Juzgados civiles y de lo Mercantil de Sa Gerreria de Palma, no sólo por una cuestión de profesionalidad y seriedad sino por pura necesidad. Nunca alcanzare a entender porque si los Juzgados van numerados con números enteros correlativos, alguien se empeño en que esa correlación se perdiera de abajo arriba y de arriba abajo, mezclando los números de forma tan aleatoria que, a modo de ejemplo (porque me niego a memorizarlo), en la planta primera están los Juzgados 2, 8, 9 10, 14, 16,18, en la planta segunda los Juzgados 3, 6, 13, 17 22 y 24 y así sucesivamente.


¿Alguien me podría explicar de quien fue la brillante idea?


Aún así el Juzgado de Sa Gerreria de Palma es un ejemplo de que se puede ir un paso más allá. Y lo hemos conseguido porque no son pocas las ocasiones en las que las Vistas de los juicios ni tan siquiera se celebran en la Sala del Juzgado que corresponde sino en otra distinta. Es una curiosa diversión: tienes que llegar antes que tus clientes, subir al Juzgado dónde se tramita el procedimiento para el que se va a celebrar Audiencia Previa, Juicio o Vista, buscar en el tablón de anuncios de
esa sala ese folio de papel colgando de una chincheta en la que aparece el listado de los juicios del día y comprobar si te toca en esa Sala o si vas a tener que dar un par de vueltas por el edificio para localizar la correcta.


Afortunadamente contamos con la colaboración de nuestros Procuradores y de los funcionarios del Juzgado de tal manera que entre todos, llegamos siempre a esa Sala, antes de que se celebre el Juicio y para arropar a nuestros clientes como si
siempre hubiera acabáramos de llegar también.


Ese edificio nos vuelve locos a casi todos los que vamos y venimos: abogados, fiscales. Tengo una amiga Fiscal que hace poco me contaba que ella suele llegar
con bastante antelación al Juzgado para localizar la Sala y cuando ya la tiene en el
punto de mira, busca la máquina más cercana de café para no moverse ni un centímetro de la misma, aunque haya dos horas de retraso, para no perderla de vista por si acaso.


Por eso insisto, si tiene usted un proyecto inviable en cualquier otro País o CCAA no lo dude, aquí tendrá oportunidades únicas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.