www.mallorcadiario.com
Las islas griegas compiten con la oferta turística de Mallorca a base de más vacunación
Ampliar

Las islas griegas compiten con la oferta turística de Mallorca a base de más vacunación

Por Redacción
martes 20 de abril de 2021, 09:31h
El turismo es la locomotora de la economía griega y representa alrededor del 25 por ciento del PIB y el 30 por ciento de los puestos de trabajo. En este sentido, el Gobierno heleno pretende reanudar la actividad vacacional en el plazo de tiempo más breve posible, en un esfuerzo de recuperar parcialmente la recesión del 8,2 por ciento del producto interior bruto (PIB) registrada en 2020. La clave para apuntalar la restitución del turismo en Grecia no es otra que los buenos números que arroja el plan de vacunación contra la Covid, especialmente en las islas más pequeñas del país.

Sifnos, con alrededor de 2.500 habitantes, situada en las Cícladas, es una de las islas de Grecia en la que la práctica totalidad de la población se halla ya vacunada frente a la Covid. De esta manera, el riesgo de contagio para los visitantes, que a su entrada en el país deberán presentar una prueba de vacunación o un test PCR negativo realizado, como máximo, 72 horas antes del viaje, queda reducido al mínimo.

"Desde la llegada de la pandemia en Grecia, los casos registrados en Sifnos han sido escasos. Todos han aprendido a respetar las normas de protección", ha explicado, en declaraciones a Efe la alcaldesa de esta pequeña isla, María Nadali, quien espera con optimismo la apertura de la actividad turística a nivel nacional, prevista para el 14 de mayo.

Aunque de momento no hay reservas concretas, la alcaldesa confía en que la temporada será mejor que la del año pasado, cuando las llegadas de visitantes cayeron al 60 por ciento respecto a 2019, un resultado mucho peor que la media del país, donde el descenso de turistas fue del 23,5 por ciento. Nadali basa sus esperanzas en que, debido al comienzo tardío, la temporada turística se prolongará hasta otoño, y en que las agencias ya están manifestando interés en reservar vacaciones en las más de 5.000 camas de las que dispone Sifnos.

TODA LA POBLACIÓN DE TILOS YA ESTÁ VACUNADA

Sin embargo, los vaivenes de la pandemia no permiten, por el momento, llevar a cabo cálculos exactos. Así, la alcaldesa de Tilos, María Kamá, contempla el comienzo de la temporada con escepticismo, a pesar de que en esta isla del archipiélago Dodecaneso toda la población está ya vacunada desde comienzos de abril. Con 850 habitantes, Tilos dispone de 1.300 plazas turísticas, y en las temporadas normales recibe entre 30.000 y 40.000 visitantes.

"Todos los empresarios realizan trabajos de mantenimiento y de renovación, pero, por el momento, hasta finales de junio, no tenemos reservas", señala la representante municipal. Su esperanza reside en los clientes que llegarán en otoño, y también confía en que, como ya sucedió el año pasado, se repita el incremento de turismo nacional que suele reservar en el último momento. Pese a ello, en 2020, el año de la pandemia, las llegadas turísticas en Tilos se situaron al 40 por ciento de las de 2019.

UN TURISMO MENOS MASIFICADO

El gran capital de islas como Tilos o Sifnos en estos tiempos de crisis sanitaria es que se trata de destinos no masificados, donde el turista no se encuentra con la proliferación de fiestas y eventos multitudinarios, como sí ocurre en otras localidades de Grecia, entre ellas la internacionalmente conocida isla de Miconos. En las ínsulas poco pobladas, en cambio, además de las playas, la opción del visitante es dedicarse al senderismo o al simple descanso.

Otra característica que comparten Sifnos y Tilos es que sus empresas turísticas son casi todas familiares. La agricultura y la pesca, que en otros tiempos representaban las fuentes principales de ingresos, juegan ahora un papel completamente secundario.

Por otro lado, Tilos recibió en 2017 el premio a la sostenibilidad concedido por la Unión Europea, tras haber conseguido una amplio margen de autosuficiencia energética a base de promocionar las renovables. Un año antes, en 2016, en el peor momento de la crisis de los refugiados, cuando en otras islas griegas se organizaban protestas contra la acogida de migrantes, Tilos proporcionó a un centenar de estos recién llegados no solo cobijo, sino también una parcela de tierra para que la cultivasen.

LA VENTAJA DEL AISLAMIENTO

A diferencia del resto del país, en estas islas poco habitadas el Gobierno del conservador Kyriakos Mitsotakis ha prescindido de los criterios de edad o riesgo para administrar la vacuna y, basándose en razones prácticas y de logística, ha optado por una inmunización horizontal.

"Emprendimos esta campaña para solucionar problemas concretos. No era posible crear centros de vacunación permanentes en estas islas, ni tampoco enviar un equipo cada semana para vacunar otra franja de edad", ha señalado a Efe una fuente del ministerio de Sanidad.

De esta forma, el aislamiento que viven muchas de estos territorios durante los meses de invierno, se ha convertido en una ventaja imprevista que les ha convertido en nidos libres de la pandemia.

Una vez inmunizada la población de las islas más pequeñas, que comenzó en enero en Kastelórizo, ahora el Gobierno griego se ha propuesto inmunizar a las ínsulas que cuentan con hasta 10.000 habitantes, entre las cuales se encuentra la cosmopolita Miconos.

Suscríbase aquí a nuestro boletín diario. Síganos en Twitter y Facebook. Toda la actualidad de Mallorca en mallorcadiario.com.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame