www.mallorcadiario.com
Quejas por el mal estado de la perrera de Llucmajor
Ampliar

Quejas por el mal estado de la perrera de Llucmajor

viernes 08 de enero de 2021, 17:08h
Preocupación entre voluntarios y vecinos de Llucmajor por el estado de la perrera y la nueva gatera.
Desde hace meses crece el malestar entre los voluntarios que diariamente acuden a las instalaciones para pasear a los perros, limpiar las jaulas y aportar donaciones, mantas y alimento. Critican la mala gestión del lugar y los malos modos de trabajadores del ayuntamiento.
Desde Llibertat Llucmajor recuerdan que, a día de hoy, la perrera no puede cumplir con los requisitos mínimos de bienestar animal sin la colaboración de los voluntarios: las instalaciones no son adecuadas -hay jaulas sin techo ni suelo en las que se hacina a los animales sin testar- y existe un retraso en el pago de los servicios a los veterinarios privados que colaboran.
En el pleno de diciembre, el portavoz del partido vecinal, Alexandro Gaffar, solicitó al Concejal de Medio Ambiente que informase acerca de la situación de la perrera, tras haber llegado los primeros avisos por parte de visitantes de la misma. El concejal no dio respuesta ni tampoco explicó el pago de 45 euros la hora, por diez horas de trabajo, a un empleado municipal en concepto de "horas extras en la perrera".
Recientemente se ha hecho saber en las redes sociales que cada vez más voluntarios, debido a sus discrepancias con el Ayuntamiento de Llucmajor y la situación actual, están abandonando sus labores debido al desgaste. Y los animales, una vez más, son los que salen perdiendo.
"El Alcalde de Llucmajor anunció y prometió que el municipio sería "Pet Friendly", sin embargo sus actuaciones en este aspecto han sido las contrarias hasta el momento: prohibiendo a los canes pasear por los miradores de las Urbanizaciones, no realizando las inversiones prometidas en 2020 en la perrera municipal ni habiendo adjudicado el contrato para que haya un veterinario en condiciones en la perrera municipal", critica Aitziber Márquez Amorrortu, vicepresidenta de Llibertat Llucmajor.
"Los animales no se pueden defender, hay que estimular el voluntariado pero dotándoles de herramientas y un apoyo pleno. La perrera municipal debe ser reformada para que los animales estén en buenas condiciones y los voluntarios puedan ayudar sin sufrir".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

1 comentarios