www.mallorcadiario.com

Rotular como apetezca

lunes 09 de septiembre de 2013, 12:44h
Los responsables del aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor de Palma han conseguido una valiosa publicidad gratuita al rotular uno de sus avisos de pago antes de salir en “lengua balear”. Sin embargo, mejor harían en conseguir publicidad sin perjuicio de su prestigio y rigor, sin hacer el ridículo más espantoso. Ayer Mallorcadiario.com informó en exclusiva de que el aparcamiento subterráneo de Plaza Mayor muestra a los usuarios un aviso en castellano, alemán, inglés, francés y “balear”.

Los responsables del Círculo Balear confirmaron a través de las redes sociales que fueron ellos quienes facilitaron los textos en “balear” y defendieron que se utilice la “lengua balear” en las señalizaciones “en lugar del impuesto catalán estandar (sic), ajeno y extraño para mallorquines, menorquines e ibicencos”. Hoy mismo Monse Amat ha confirmado a Mallorcadiario.com que el Círculo Balear lleva años asesorando a “empresas, particulares y asociaciones” en el correcto uso de la lengua balear.

Lo que haga una empresa privada es de su exclusiva competencia y responsabilidad. Sin embargo, una empresa que presta un servicio público como es el de la gestión de un aparcamiento subterráneo abierto al público debe ceñirse a la normativa legal, también en materia de rotulación y señalización. Debe hacerlo correctamente y sin faltas de ortografía. Y si no lo hace por sí, debe ser requerida por la Administración para que cumpla absolutamente con las normas ortográficas de las lenguas en las que decida mostrar sus avisos al público.

La defensa de la pretendida “lengua balear” que desde hace un tiempo protagoniza la Fundación Círculo Balear, no puede hacerse a base de destrozar la lengua propia de las Baleares, establecida así por el artículo 4.1 del Estatuto de Autonomía de 2007. Además, el artículo 35 de dicho Estatuto de Autonomía establece que “las modalidades insulares del catalán, de Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera serán objeto de estudio y protección, sin perjuicio de la unidad de la lengua” y recuerda que la Universidad de les Illes Balears es “la institución oficial consultiva para todo lo que se refiere a la lengua catalana”.

Círculo Balear lidera una declarada cruzada anticatalanista que incluye atentar contra la lengua catalana, propia de las Baleares según la Ley y cuestionando su unidad por motivos políticos. Lo peor de todo es que los dirigentes de esta entidad han sido recibidos por José Ramón Bauzá en el Consolat de Mar por el presidente Bauzá, quien parece estar muy cómodo con los postulados de esta entidad en cuanto a la ruptura de la unidad lingüística del catalán. En todo caso, la promoción de las modalidades lingüísticas del catalán propias de las islas no incluye en ningún caso escribir como a cada cual le venga en gana, sin ceñirse a las normas ortográficas globalmente aceptadas. A parte del ridículo espantoso en que se cae.

 

 

 

 
Compartir en Meneame