www.mallorcadiario.com

Un guardia civil fuera de servicio salva la vida a un bebé en parada cardíaca

Un guardia civil fuera de servicio salva la vida a un bebé en parada cardíaca
Ampliar
viernes 17 de agosto de 2018, 07:30h
La vida del pequeño Izan cambió el día que Rafael se cruzó, literalmente, en su camino. Podría incluso decirse que este niño nació el 2 de enero de 2017 pero que el pasado 28 de junio, con tan solo 18 meses, volvió a la vida. Y todo gracias a la decidida actuación del otro protagonista de esta historia, un guardia civil que presta servicio en el puesto de Palmanova. mallorcadiario.com ha estado con ambos y sus familias.

Ocurrió a finales de junio en el barrio palmesano de Son Rullán. El niño estaba enfermo, con algunas décimas, y su familia le llevó al médico. Al volver a casa, su estado se complicó. "En un visto y no visto, la fiebre le subió a 39.5. De repente, no respiraba, no respondía y no sabíamos cómo actuar", cuenta Dolores, la abuela.

Su hijo Daniel, padre del pequeño, lo cogió en brazos y salió corriendo hacia el centro de salud de la barriada. Su madre y su mujer gritaban desesperadas desde la otra acera. Justo en ese momento, Rafael y su mujer salían de su aparcamiento en coche y se percataron de que algo grave ocurría.

"Me identifiqué como guardia civil y les ofrecí ayuda. El hombre estaba tan nervioso que apenas pudo balbucear 'mi niño se muere, mi niño se muere'", cuenta el agente a mallorcadiario.com Y efectivamente, el crío no mostraba signos de vida.

"Le perseguí hasta el centro de salud pero estaba cerrado. El hombre apo rreaba la puerta para que le abrieran pero nada, no había nadie", prosigue. "Así que me lancé a reanimarlo yo", indica Rafael. El guardia civil estaba fuera de servicio y no le quedó otra que usar conocimientos adquiridos en un curso reciente de reanimación cardiopulmonar (RCP), impartido por la Guardia Civil. "No es lo mismo practicar con un muñeco que jugártela con un niño de verdad", indica. "Además, es tan pequeño, tan vulnerable... que ahora lo pienso y me entra el vértigo. Podría haber hecho algún movimiento mal por culpa de los nervios y haberlo complicado todo aún más", afirma Rafael.

Pero no. Tirado en el suelo, le practicó un masaje en el tórax empleando tres dedos durante un par de minutos e Izan abrió los ojos.

"Rompimos a llorar", cuenta Alba, la joven madre del niño. "La vida se me escapaba y cuando escuché de nuevo su llanto creía que me desmayaba". Por su parte, la abuela reconoce que "no podía parar de abrazar al hombre que salvó la vida de mi niño".

ETERNA GRATITUD

Todos ellos se emocionan recordando aquella tarde. Solo hay palabras de gratitud hacia Rafael, su mujer -que se encargó de llamar a la ambulancia, que llegó en 15 minutos- y la Guardia Civil, como institución que forma a sus agentes "en algo que todos deberíamos dominar, como es la reanimación de cualquier persona", lamenta Dolores.

Además, consideran inadmisible que el ambulatorio estuviese cerrado. "Es un centro que atiende a una concentración de personas importante. ¿Para ésto se pagan impuestos?", se preguntan todos. "Si vuelve a pasar algo así, ¿me tengo que ir hasta s' Escorxador o esperar hasta que llegue una ambulancia?". Igual la historia no tendría este final.

Ahora, después de varias semanas en las que el niño se ha recuperado por completo y vuelve a ser "el de siempre", Rafael reflexiona sobre aquellos minutos, que supieron a eternidad. "He tenido que actuar fuera de servicio en otras ocasiones, deteniendo a alguien cuando robaba o casos parecidos, pero nunca me imaginé ésto". Y el pequeño Izan sonríe, la mejor recompensa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

Foro asociado a esta noticia:

  • Un guardia civil fuera de servicio salva la vida a un bebé en paro cardiaco

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    188513 | fati - 17/08/2018 @ 09:29:48 (GMT+1)
    viva la guardia Civil!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Mallorcadiario.com

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.