www.mallorcadiario.com

Vuelta al cole, ¿cómo?

martes 14 de septiembre de 2021, 04:00h

Acaba de empezar el nuevo curso escolar y persisten la mayoría de problemas del curso anterior y para los pequeños pueblos del Pla de Mallorca, y supongo que para todos en general, continuamos con la cuestión del transporte hasta el instituto para los alumnos de bachillerato o de FP o de otros ciclos formativos.

Durante la ESO no hay problema: hay autocares que cubren razonablemente bien el transporte de los niños desde los distintos pueblos hasta el instituto, pero, una vez acaba la secundaria obligatoria, ya no se garantiza que haya plazas para los chicos, con lo que su traslado queda enteramente a sus expensas y a las de su familia.

Nosotros vivimos en Lloret de Vistalegre y uno de nuestros nietos acabó la ESO el curso pasado en Sineu y ahora acaba de empezar primero de bachillerato en el mismo instituto. De momento, no dispone de transporte escolar y no sabemos si acabará teniendo asiento o no, ya que la mayoría de su clase, chicos de diversos pueblos de la zona, ha solicitado plaza y no es probable que al final haya sitio para todos.

A partir de ahí empieza la odisea. De Lloret al instituto de Sineu hay unos 4 kilómetros de una carretera estrecha y sumamente peligrosa para peatones. No hay ningún camino o vía peatonal y/o para bicicletas o patinetes y la carretera es igualmente riesgosa para este tipo de vehículos de movilidad personal.

Si pensamos en recurrir al TIB, hasta hace unos meses no había autobús de Lloret a Sineu, algo inaudito e incomprensible, ya que impedía a todos los lloretans que no tuvieran medios propios para llegar a la estación de Sineu, el acceso a la red ferroviaria de Mallorca, teniéndola a tan solo 4 Km. Ahora, dicha carencia se ha solucionado, ¡aleluya!, pero el número de servicios es escaso y los tiempos no son convenientes.

El horario del instituto es de 8:00 a 15:00 lunes y martes, y de 8:00 a 14:00 miércoles, jueves y viernes. El primer bus de Lloret a Sineu pasa a las 8:25 y llega a la estación de Sineu, única parada, a las 8:35. Desde allí hay unos dos Km hasta el instituto, aunque el autobús entra en Sineu justo por su ubicación. En cualquier caso, queda claro que, incluso si se habilitara una parada en el mismo centro docente, los chicos se perderían la primera clase.

Por otro lado, de Sineu a Lloret, al mediodía, hay un autobús a las 15:30, que llega a Lloret a las 15:40, así que los chicos tendrían que esperar una hora y media los lunes y martes y media hora de miércoles a viernes, y llegar al almuerzo a una hora demencial, que ya lo es de por sí todo el horario a los que les sometemos. No sé cómo pensamos en ir racionalizando nuestros hábitos circadianos con estos cronogramas disfuncionales.

Por tanto, o los chicos se pegan dos caminatas diarias de 4 Km por una carretera de máximo riesgo, por estrecha, sin arcén, con muchas curvas y el escaso civismo de muchos conductores, o hacen los mismos trayectos en bicicleta o patinete, con idénticos peligros, o recurren al TIB y se pierden la primera clase todo el curso, con las consecuencias nefastas que comportaría para su formación, y, al acabar las clases, llegan a casa a almorzar a una hora aun más demencial de lo que ya es su horario, o su familia les compra una motocicleta, lo que reproduce los peligros de la carretera, o, lo que ocurre en casi todos los casos, los familiares se hace cargo del traslado.

Pero, ¿qué pasa si los familiares no disponen de vehículo propio, o si sus propios horarios imposibilitan acompañar a los chicos?

Tal parece que a nuestro dilecto govern balear y al ínclito conseller d’Educació les preocupa muy poco la situación de los alumnos de pueblos pequeños; total, son pocos y aun no votan (pero sus familias sí y todos juntos suman un número no despreciable).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios