www.mallorcadiario.com

Los hoteleros advierten que el decreto supone una paralización de más de 400 millones de inversión

La Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM) ha manifestado este martes su "total oposición" a la modificación de la Ley de Turismo y la Ley Agraria, entre otras, con las que el Govern "pretende eliminar los incentivos que las normas contemplan para la inversión".

En un comunicado, la patronal hotelera señala que las modificaciones presentadas "denotan una vez más la ausencia de una política turística global de la comunidad, desarrollándose con una elevada improvisación, sin tener en cuenta ningún análisis de las consecuencias que éstas van a tener para la economía de Baleares y, por tanto, para el interés general", han advertido al respecto.

Así, la modificación de la Ley del Turismo "demuestra la falta de visión" por parte del ejecutivo del sistema turístico y "el no reconocimiento de la intersectorialidad que ésta industria presenta", según ha expresado la presidenta de la FEHM, Inmaculada Benito.

Con todo, desde la patronal han apuntado que dichas modificaciones "dejan sin efecto las inversiones previstas hasta 2017, frenando el reposicionamiento de las zonas maduras", con lo que el "impacto económico puede elevarse a la paralización de más de 400 millones de inversión, lo que supone una disminución en el empleo directo, indirecto e inducido que podría superar los 15.000 trabajadores anuales".

Ante la propuesta presentada por el Govern, la FEHM recuerda que la Ley de Turismo tenía como objetivo incentivar el proceso de actualización de las infraestructuras turísticas, ligada a una mejora de producto, a través de la calidad, sin incremento de capacidad y por tanto a un reposicionamiento del destino Baleares, recogiendo los cambios importantes en las preferencias de la demanda turística a nivel mundial.

Asimismo, según añaden desde la patronal, el impulso inversor y la apuesta decidida de los empresarios por Baleares está basada en el consumo de territorio "cero" y, por tanto, en la rehabilitación, que unido a la declaración de zonas maduras, había permitido la mejora de la rentabilidad social y económica de las zonas de Playa de Palma y Calviá.

"Este proceso se verá truncado con las modificaciones introducidas donde se eliminan los incentivos que preveía la Ley para la inversión en zonas maduras", han asegurado.

FALTA DE CONSENSO CON EL SECTOR EMPRESARIAL

Con todo, han criticado que "una vez más, nos encontramos ante la impaciencia, la imposición, la presión, y no la formulación de una política turística integral".

"Estamos en una situación muy preocupante que introduce un elevado grado de incertidumbre y que frenará, sin duda alguna, la generación de riqueza y bienestar para esta Comunidad ", ha afirmado Inmaculada Benito.

Además, se trata de un decreto desarrollado y aprobado de espaldas al sector empresarial y por tanto sin el consenso ni el conocimiento necesarío.

Por todo ello, la FEHM "lamenta que el ejecutivo no propicie la confianza empresarial para el desarrollo de sus políticas, situación que será con toda seguridad perjudicial para la economía de Baleares".

Por último, la FEHM, apela a la "responsabilidad" solicitando de nuevo la coordinación entre las diferentes administraciones con competencias en turismo y la cooperación entre los agentes públicos y las empresas del sector turístico, "buscando el consenso con el sector empresarial y no a través de la imposición y sin tener en cuenta los criterios económicos".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.