www.mallorcadiario.com

Covid-19 – Una ventana a la esperanza

jueves 09 de abril de 2020, 02:00h

Llevamos ya 17 días confinados y esta pandemia llamada coronavirus, día tras día nos roba seres humanos e ilusiones y esperanzas para seguir viviendo.

No obstante, yo tengo un carácter positivo y pienso que puede abrirse una ventana a la esperanza.

Me gustaría pensar que realmente ya nada va a volver a ser lo de antes, porque hayamos aprendido algo, porque hayamos visto la importancia que tiene el no estar alineados mental, emocional y espiritualmente hablando.

Prefiero pensar que todas esas frases bonitas y videos que ahora corren por las redes sociales, dando importancia a lo emocional, a nuestros seres queridos y no a lo material, no se va a olvidar cuando poco a poco recuperemos la vida normal y podamos salir nuevamente a la calle.

Quiero pensar que los valores personales van a impregnar en nuestra sociedad y que después de COVID-19, volveremos a priorizar la familia y los amigos a las necesidades emocionales, aunque me cueste creerlo.

Quiero pensar que todos aquellos que hayan perdido familiares o amigos que apenas veían, van a hacer un antes y un después en sus vidas.

Sería necesario creer que la esperanza de una vida mejor que la que teníamos, puede convertirse en una realidad, que los tiempos se pueden volver a controlar, que las personas pueden ayudar a otras independiente del beneficio económico que esto conlleva y que se valorará más a los maestros, a los ayudadores emocionales a los periodistas que nos informan diariamente y a los artistas que inundan nuestros sentidos con el arte que emanan.

Un mundo mejor es posible y tal vez el COVID-19 sea una ventana para poder volver a ver peces en los canales de beneficia para que “la gran madre naturaleza”, deje de gritarnos que necesita ser salvada y las grandes multinacionales dejen de contaminar y que todos volvamos a utilizar los medios de transportes públicos. Que las madres o padres que quieran puedan quedarse a criar a sus hijos y no tengan que salir a trabajar por un mísero salario que hace que sus hijos sean extraños y ellos se sientan frustrados por un trabajo que no quieren hacer.

Que seamos conscientes que la igualdad como nos la pintaron es mentira, que la familia y mantener la unidad familiar, a cambio de dos duros en el bolsillo es mentira y que nuestros hijos han sonreído más que nunca en este encierro en casa por tener a sus padres al lado.

Que los intelectuales han tenido tiempo de escribir, pintar, leer o esculpir, sin pensar como van a comer, porque daba igual el cómo, como los gobiernos aprendieran a darles importancia al desarrollo de las artes y no tanto a la innovación y al dinero.

Me encantaría que otro mundo mejor fuera posible, que realmente dependiera solo de nosotros y no tanto de nuestros políticos mal elegidos por habernos prometido pan y circo al pueblo.

Quiero creer que los seres humanos vamos a tener la capacidad de ver más allá, de lo que hemos visto hasta ahora y vamos a ver la gran mentira en la que nos hallábamos sumidos.

Una ventana a la esperanza de una realidad distintas de la que los gobiernos y la economía global nos dibujó, sin olvidar que ellos han sido elegidos por un pueblo sin escrúpulos y sin mucho raciocinio que, solo velaba por sus intereses individuales y no por el bienestar global.

Que el lema, “Los que dan recibirán”, puede mover montañas y que realmente es así y no somos egoístas y damos antes de recibir.

Simplemente me gustaría creer que es posible una realidad distinta y que este COVID-19 puede abrir una ventana a la esperanza de un mundo hasta ahora utópico.

¿Tal vez sea el momento de aprovechar para leer a los clásicos y armarse para poder conseguirlo entre todos?

Ahí les dejo mi reflexión, queridos lectores, la reflexión de una enamorada de la vida que quiere un mundo mejor a su alrededor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Noticias de Mallorca

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.