www.mallorcadiario.com

Black Friday o Viernes Negro

martes 21 de noviembre de 2017, 03:00h

Escucha la noticia

El próximo viernes es Black Friday, unas rebajas encubiertas que copiamos una vez más a los Estados Unidos; una fiesta más que no va con nuestra cultura, como Halloween en lugar de Todos los Santos, y que es muy bien acogida por gran parte de la ciudadanía, aunque no celebremos el día de Acción de Gracias.

Ni siquiera los americanos se ponen de acuerdo en el origen de la denominación, unos lo atribuyen a la bancarrota de los financieros Gould y Fisk en el tercer viernes de noviembre de 1869; otros a un titular del periódico más influyente del mundo, el NY Time que el 19 de noviembre de 1975 lo uso como titular en relación al caos que vivió Manhattan el día después de acción de gracias; cualquier año de estos será una tradición inveterada en este pequeño país y nos dedicaremos a trinchar pavo el tercer jueves de noviembre.

Prefiero, en cualquier caso, quedarme con la versión más amable y romántica de la denominación, el black friday es el día en el que los comerciantes, con motivo de los descuentos siguientes de acción de gracias, pasaban de los números rojos de todo el año a los negros para cerrar el año al iniciarse la campaña de Navidad.

Debo ser un ciudadano atípico en materia de compras pues el mero hecho de imaginar cómo estará la ciudad el viernes me hace repeler la tentación de la compra; atascos, empujones y malos modos salvo que renunciemos a nuestros comercios de toda la vida y decidamos comprar en las grandes cadenas virtuales; con lo cual será compra pura y dura, sólo por un descuento, sin la emoción del trato personal con la gente y la amabilidad de algunos dependientes.

En los últimos tiempos se vienen cerrando locales históricos de la ciudad; históricos para los de mi generación y generaciones próximas, para las siguientes están los burgers. Nos lamentamos del cierre de esos locales, bares o tiendas, pero no acudimos a ellas cuando luchan por su supervivencia, los consumidores cada vez más americanizados preferimos las grandes superficies en las que nos pasamos media jornada, o eso que se ha dado en llamar internet, en cualquier caso es cultura de importación o simplemente los nuevos tiempos; saben, hubo un local que siempre me cautivo por su nombre, no sé cuándo cerró pero hace mucho, recuerdo los detalles de su letrero anunciándose, era “El Japón en los Ángeles”. Que pasen un buen día.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios