www.mallorcadiario.com

Del perdón

martes 09 de junio de 2020, 03:00h

Ayer, cuando estaba documentándome para escribir estas líneas, pude leer muchísimas frases hermosas sobre el perdón, tanto de pedirlo como de concederlo. Ilustres pensadores, Santos y hombres santos se han pronunciado sobre el perdón, que requiere, a la vista de lo leído, dos requisitos: infinito amor e infinito arrepentimiento.

Asimismo, cuando me documentaba, un energúmeno apellidado Pantoja pedía perdón por haber asesinado a quien, con buen criterio, no quería estar con él, Sacri. El asesino confeso puede que tenga arrepentimiento, pero desde luego no tiene amor, pues de lo contrario no la hubiese apuñalado. Imagino que, al igual que la familia de la víctima, si al tal Pantoja le queda un mínimo de humanidad arrastrará algo de dolor, aunque el daño hecho es irreparable.

El problema esencial de pedir perdón es que hay que reconocer que uno ha agraviado a otro o ha cometido un error; vamos, que se ha equivocado. Hacer autocrítica siempre es difícil, y reconocer culpas todavía más.

A diario, vemos en los medios que los políticos ejercen esa autocrítica para concluir que la culpa no es suya, sino del adversario político. Cuando el Rey emérito se disculpó tras una cacería de elefantes en África fue objeto de todo tipo de burlas. Vienen tiempos difíciles para el anciano Rey, ese que renunció al mando, desmontó el estado franquista y apoyó la Constitución. Su hoja de servicios pública es impecable, y tenemos los españoles con él una deuda de gratitud casi eterna. No así parece ser respecto a su vida privada; dicen de él que no fue un ejemplar marido y que, además, sucumbió, parece ser, ante un dinero que no le correspondía.

Quienes le critican desde los foros públicos, algún cadáver tienen en sus armarios. Parece que se ha destapado una guerra casi fratricida entre los dos partidos del Gobierno de la Nación. Cada día, uno filtra una vergüenza del otro: que si la Ministra Montero sabía, que si el diputado Simancas dirigía Madrid cuando se entregaron sobornos al PSOE, que si el Ministro Marlasca (otro que echa por el retrete su prestigio personal) cesó a un coronel para cubrir un delito...Les podría poner mil ejemplos. Están los de podemos y los socialistas dando un gran ejemplo de deslealtad y de que son gente de no fiar: vamos, que no les compraríamos un coche de segunda mano.

La única suerte de todo esto es que el Gobierno, más pronto que tarde, caerá. La Canciller de Europa Merkel exigirá recortes importantísimos a los que el terrateniente Iglesias se deberá oponer poniéndose estupendo y digno, y no apoyará los presupuestos que nos exige Europa, lo cual supondrá la prórroga por otro año de los de Montoro (se acuerdan de él). Se romperá la coalición de gobierno e iremos a elecciones.

Este breve análisis parte de la base de que los Iglesias, Echeniques, Monederos y demás gente de mal vivir no traguen con la supresión de la ayuda mínima vital y cualquier otro subsidio de los acordados. Si tragan con eso a cambio de la moqueta, de los canapés, coches oficiales, abandonando a su gente como han abandonado Vallecas, serán el hazme llorar (como decían Les Luthiers). Aun así, no lo descartemos, pues, igual que el Rey emérito, pueden sucumbir al poder y deseo del dinero y pasarles por la cabeza un unifamiliar con piscina, por ejemplo.

Para casi terminar sólo una frase para demostrar lo que nos respeta Pedro Sánchez: en fase 3, se autoriza la apertura de las discotecas prohibiendo el baile. Nos insulta o nos toma por imbéciles, no les sabría decir. Por una vez, la Presidente Armengol ha estado digna y ha prohibido su apertura. En fin... Hoy es martes de fase 3, que es 4 realmente, creo. Que pasen un buen día.

Y no olviden perdonar o pedir perdón; se encontrarán muchísimo mejor. Es altamente recomendable.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios