www.mallorcadiario.com
Dos récords no deseados
Ampliar

Dos récords no deseados

sábado 04 de julio de 2020, 14:03h
En el partido jugado este viernes en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid nos pitaron el decimoquinto penalti en contra en lo que va de temporada, lo que convierte al Mallorca en el equipo de La Liga más castigado con penas máximas en un mismo curso. Todo un récord. En principio, los récords en el fútbol suelen ser casi siempre bienvenidos y ensalzados, aunque en este caso concreto creo que no nos equivocaremos si nos aventuramos a decir que se trata de una marca entre poco y nada deseada.

¿Cometió Aleksandar Sedlar penalti sobre Álvaro Morata? Sí, sin ninguna duda. Esa certeza no la podemos expresar, en cambio, con respecto a la mayoría de los otros catorce penaltis que nos han pitado en contra en estos últimos meses. De ellos, no todos acabaron en gol, pues Manolo Reina consiguió parar uno al «león» Aritz Aduriz en el partido ante el Athletic de la primera vuelta. Ayer nuestro excelente guardameta hizo lo propio con el lanzamiento de Morata, pero el árbitro ordenó repetirlo —Sedlar había entrado en el área antes de tiempo— y en ese segundo intento el balón sí acabó dentro de nuestra portería. Debe de ser cierto que, como me dijo un día un amigo, la popular expresión «qué poco dura la alegría en casa del pobre» la debió de crear en el pasado algún sufrido aficionado bermellón.

Nuestra ya muy mermada alegría se consumió por completo al filo del descanso, cuando Morata marcó de nuevo, en una jugada que se había iniciado tras una pérdida del balón en nuestra propia área por parte de Aleksandar Trajkovski. Durante el resto del partido poco más hubo ya a destacar hasta la llegada del tercer gol colchonero, a doce minutos del final, obra de Koke con la ayuda involuntaria de Joan Sastre. De ese modo se acabó consumando la derrota número veintiuno del Mallorca en el presente ejercicio, lo que supuso la obtención de otro récord no deseado este viernes, que no era 13, aunque tal vez lo pareciera: igualar nuestra peor marca de derrotas en Primera División, que se había registrado en la temporada 1991/92.

Pese a todo, a falta de sólo cuatro partidos para que acabe el actual curso los aficionados bermellones aún soñamos con poder obtener este mes de julio otro tipo de récord, uno que además pueda contrarrestar por completo a los dos ya citados, que sería conseguir los 12 puntos todavía en juego. Nada se nos presenta hoy más ilusionante y más estimulante que intentar lograr ese récord y conseguir permanecer en Primera División. ¿Lo lograremos?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

0 comentarios