www.mallorcadiario.com

El seudoinsomnio de los políticos

jueves 14 de noviembre de 2019, 04:00h

Empecemos por lo obvio: hoy las palabras de los algunos políticos esconden y confunden más que aclaran. Los seudolideres políticos son factorías inagotables de seuodopalabras. Son unos maestros de la manipulación.

Abordemos por ejemplo el insomnio del ganador de las pasadas elecciones.

Dudo que Sánchez tenga o haya padecido insomnio, tal como sostenía hace poco, ante la tesitura de pactar con el líder de Podemos. Para tenerlo debería de tener un superyó o conciencia mínimamente desarrollada que a través de la autocensura y de la autocrítica le produjera un mínimo sentimiento de culpa.

Sánchez trivializa y minusvalora la experiencia de no poder conciliar el sueño, de no mantenerlo , de despertarse dos horas antes de lo habitual y de tener un sueño poco reparador , de forma que te levantas más cansado que cuando te acostaste. Sánchez no valora lo que es dormir bien, probablemente porque nunca ha dormido mal. Yo como insomne transitorio me cabrea que Sanchez juegue con el dormir de todos los españoles y sobre todo de los insomnes. Porque lo malo no es dormir mal sino todo lo que piensas cuando se pasas la noche en vela.

Sánchez no se estresa lo suyo es estresarnos de forma crónica a todos los españoles. Realmente es un especialista en crearnos pesadillas y terrores nocturnos. Es un depredador de nuestro sueño y de nuestros sueños. Es normal que los seudolideres tengan pseudoinsomnios.

Por otra parte es un gran generador de malentendidos sociales y de crear espacios sociales inhóspitos y hostiles. Con Sánchez tenemos un plus de incertidumbre que no nos tocaba y que va a suponernos un gran esfuerzo resiliente para adaptarnos al estrés crónico y acumulativo que va a crearnos a muchos ciudadanos. .

Su rastro político y biográfico está construido sobre mojones de plagio y mentiras compulsivas. Todo vale cuando lo que importa es más el éxito personal, la imagen y la admiración que la propia dignidad y el respeto a uno mismo y a los demás.

Los políticos no son alienígenas que viene a visitarnos del cometa Centauro o exiliados de la Via Lactea , simplemente, nos guste o no nos guste , son el reflejo y el emergente de los valores de nuestra sociedad actual frenética e insostenible donde importa más el que el quien y donde los valores materiales prevalecen sobre la dignidad humana.

El narcisismo es una enfermedad tanto psicológica como cultural. El narcisista queda atrapado en su imagen. El narcisismo está construido, en palabras del psicoanalista Kernberg, “por diversas combinaciones de ambición desmedida, fantasías de grandeza, sentimientos de inferioridad, inseguridad, excesiva dependencia de la admiración y aclamación externas y explotación consciente e inconsciente de los demás”.

Como decía otro psicoanalista, T. Rubin “el narcisista se convierte el mismo en su propio mundo y a su vez cree que el mundo entero es el “.

Impresiona ver a muchos de nuestros seudolideres políticos que a la sazón okupan el ansiado poder la reacción perversa cuando les pillan en un renuncio o les recuerdan sus incongruencias y sus falsedades. Carecen de activadores de vergüenza y tiene la jeta infiltrada de cemento.

Lo malo no es que exista una crisis de autoridad en nuestra sociedad actual lo más pernicioso es que algunos individuos que llegan al poder son los más confundidos y limitados psicológicamente.

De donde no hay no se puede sacar.

Vayan mentalizándose y procuren tratarse el insomnio y las pesadillas.

Ya saben en derrota transitoria pero nunca en doma.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.