www.mallorcadiario.com
Dos acusados de violar por turnos a una chica en Génova niegan la agresión
Ampliar

Dos acusados de violar por turnos a una chica en Génova niegan la agresión

Por Redacción
martes 19 de octubre de 2021, 11:53h
La joven que denunció que fue violada en un descampado del barrio palmesano de Génova tras una noche de fiesta ha mantenido en el juicio que cuatro chicos la agredieron sexualmente por turnos en junio de 2016, en contraposición a la versión de los dos acusados, quienes han defendido que las relaciones fueron consentidas. La Fiscalía pide 17 años de prisión para dos hombres de 26 y 28 años acusados de violar en un coche a esta mujer, que habían conocido en un local del Paseo Marítimo de Palma, y por abusar de su amiga, a la que supuestamente sometieron a tocamientos mientras estaba inconsciente en la parte trasera del vehículo.

El escrito de acusación recoge que otros dos varones no identificados también intervinieron durante la presunta agresión sexual, tal como ha mantenido la denunciante, si bien uno de los acusados ha negado en su intervención que hubiera más chicos durante las relaciones.

Durante su declaración ante el tribunal de la Audiencia de Palma, ha recordado entre sollozos que esa madrugada salió de fiesta con una amiga y que en un pub de Palma coincidió con los presuntos agresores, si bien ha añadido que no bailó con ellos ni la invitaron a copas.

La chica ha contado que, una vez cerró el local, su amiga fue detrás de los chicos y que le dijeron que la llevaban a casa. Para protegerla y no dejarla sola con ellos, se subió con ella al vehículo junto con los cuatro chicos.

Ha añadido que su amiga permaneció dormida en la parte trasera del coche y que los chicos aprovecharon su estado de embriaguez para tocarle los pechos debajo de la ropa.

De acuerdo con su relato, el conductor aparcó en un camino junto a la base militar ubicada en la zona de Génova, y aunque ella pidió que la llevaran a casa, los chicos se negaron, por lo que se bajó del coche e intentó enviar una mensaje a su madre con el número de la matrícula del coche.

Ha justificado que lo hizo porque veía las intenciones de los chicos: “Tenía miedo de lo que me podían hacer, de que me dejaran tirada por ahí o algo”.

Mientras su amiga seguía dormida en el interior del coche, uno de los encausados le dijo que se pusiera en el asiento del piloto y que se bajara los pantalones, mientras ellos se bajaron la bragueta de los pantalones y, por turnos, la agredieron sexualmente “entre risas”, ha relatado.

Durante este episodio, ha dicho, se quedó en blanco y no opuso resistencia por miedo a que le pasara “algo peor”. Vio su móvil en la guantera y simuló que hablaba con su madre, entonces ellos se asustaron y les dijo que tenían que llevarlas a casa porque su madre los estaba escuchando y que si no lo hacían tendrían problemas.

Una vez la acercaron a su casa junto a la amiga, ha manifestado, entró llorando en el domicilio y su madre llamó a la Policía Nacional y a una ambulancia.

La otra chica, presunta víctima de los abusos sexuales, ha rememorado que ambas se subieron al coche de los muchachos, que no recuerda cuántos hombres estaban en el vehículo y que estuvo inconsciente durante todo ese rato.

Por su parte, la madre de la presunta víctima de la agresión ha afirmado durante el juicio que a la salida de la discoteca mantuvo una videollamada con su hija y que vió a uno de los acusados. “Tiene el móvil, quítaselo”, escuchó que decía.

Ha añadido que, a raíz de ese episodio, se preocupó por su hija y la amiga: “Por lo que yo ví, sabía lo que iba a pasar. Eran jóvenes e iban pasados de alcohol. Me siento culpable”.

LA VERSIÓN DE LOS ACUSADOS: FUE SEXO CONSENTIDO

Por su parte, los dos acusados han señalado que las chicas accedieron voluntariamente al coche y que una de ellas llegó a manifestar "a mi me gusta el conductor" cuando entraron.

Entonces, condujeron hacia un descampado, donde uno de ellos ha reconocido que mantuvo relaciones sexuales consentidas con la chica mientras sus amigos esperaban fuera del coche. Cuando la madre de ella llamó, fue cuando las llevaron a su domicilio, han insistido.

Durante el juicio, los acusados han negado también que abusaran o agredieran sexualmente a su amiga, que permaneció dormida en todo momento.

En calidad de testigo, el portero de la discoteca ha declarado que las dos chicas, clientes habituales del local, eran "bastante conflictivas", aunque no recuerda si las víctimas y los acusados salieron juntos del establecimiento.

17 AÑOS PARA CADA UNO

Según el relato del fiscal, los hechos se remontan a junio de 2016, en torno a las 6.00 horas, cuando los dos acusados salieron del local, donde acababan de conocer a las víctimas. Además de ellos, el Ministerio Fiscal apunta a que participaron en la violación otros dos hombres que no han podido ser identificados.

Presuntamente, los acusados se ofrecieron a llevar a las chicas en coche hasta su domicilio, pero una vez dentro del vehículo, cambiaron de dirección y se dirigieron a un descampado.

La Fiscalía sostiene que durante el trayecto, los chicos ya hicieron manifestaciones a la chica que estaba consciente, diciéndole "o a tu amiga que está dormida o a ti misma", mientras la mujer intentaba protegerla para que dejaran de tocarle los pechos.

Asimismo, el escrito asegura que, una vez en el descampado, los hombres colocaron a la chica contra su voluntad en el asiento del conductor y los cuatro la violaron consecutivamente mientras ella les pedía que parasen.

El Juzgado dictó órdenes de protección en favor de las víctimas en 2016 y 2018. Además, la Audiencia celebró en junio una vista previa en la que no se alcanzó ningún acuerdo entre defensa y acusación.

El Ministerio Fiscal considera los hechos constitutivos de un delito de violación y otro de abuso y pide para cada uno de ellos 17 años de cárcel. Además, plantea una orden de alejamiento y que indemnicen a las dos víctimas con 50.000 y 1.000 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios
Compartir en Meneame