www.mallorcadiario.com

Justicia europea en condiciones africanas

viernes 05 de abril de 2019, 04:00h

El presidente de nuestro TSJ, Antoni Terrasa, puso el viernes pasado el dedo en la llaga de nuestra Administración de Justicia para denunciar el colapso por acumulación de asuntos que padecen los órganos jurisdiccionales de Balears y la alarmante falta de espacio físico para albergar los actuales juzgados, y mucho más grave aún si de lo que se trata es de prever un crecimiento razonable, acorde con el aumento de población que hemos experimentado en los últimos quince años.

Cuando, hace unos lustros, se inauguró la flamante sede de los juzgados de sa Gerreria, el edificio ya era, de hecho, insuficiente para las necesidades del momento. Desde un estudio de Madrid, pensando quizás que Mallorca estaba en la misma latitud que Miami, se diseñó una mole con enormes -y gélidos- pasillos abiertos y un gigantesco -e inútil- patio interior, es decir, con una inmensa cantidad de espacio improductivo que, de haberse pensado mejor, pudo haberse destinado a albergar más juzgados. De buen principio ya comenzaron las estrecheces, y al poco hubieron de migrar los juzgados de lo contencioso administrativo a su actual ubicación, desperdigando aún más las sedes judiciales.

Y todo ello sin contar con que el lumbreras que diseñó el proyecto arquitectónico le dibujó cuatro accesos distintos -hoy, tres de ellos, clausurados-, pero se le olvidó el pequeño detalle de que los juzgados han de contar con archivos, lo que obligó a la postre a sacrificar muchas plazas de aparcamiento para construirlos a destiempo en los sótanos.

Para más inri, todo el edificio está recubierto con losas que comenzaron hace unos años a desprenderse, con el consiguiente peligro para los viandantes y usuarios, por lo que se resolvió que habían de ser atornilladas, una a una, al soporte, lo que resultó también insuficiente, presentando actualmente la sede judicial un aspecto lamentable al estar toda ella rodeada de vallas, como si estuviera en obras permanentes. En suma, imposible hacerlo peor.

Terrasa nos recuerda cada año esta penosa situación, que corroboró esta semana en IB3 el magistrado Jaime Tártalo, portavoz de la asociación judicial Francisco de Vitoria. Ni les cuento las cosas que pasan en Ibiza, en Inca o en Manacor, para no escandalizarles.

Pero, además de quejarnos, los operadores jurídicos -todos- deberíamos hacer propuestas viables para intentar salir del atolladero actual, especialmente ahora que se acercan las elecciones.

Mallorcadiario.com se mojó y propuso el pasado viernes en su editorial que fuese el antiguo edificio de GESA el embrión de una futura ciudad de la justicia en Palma. Esa es, quizás, una de las opciones más interesantes, dada las dimensiones y la configuración del edificio singular del arquitecto Josep Ferragut, con posibilidad de distribuir su interior a tenor de las necesidades más diversas.

Otra opción que contribuiría a no deslocalizar de nuevo el actual epicentro judicial sería la de suscribir un convenio de cesión o de permuta con el Ministerio de Defensa, incorporando como nueva sede judicial adicional a la de sa Gerreria el vecino edificio del antiguo Cuartel de Ingenieros en las avenidas, a escasos cien metros de aquélla.

Se trata de una construcción interesante, actualmente infrautilizada por el estamento militar, que ocupa una manzana de dimensiones considerables y que, con la debida transformación interior, podría albergar muchos juzgados sin necesidad de que los operadores hubieran de desplazarse en vehículo desde sa Gerreria a otros puntos de Palma.

En cualquier caso, es urgente que los responsables políticos, con o sin transferencias de justicia para Balears, tomen cartas en el asunto y comiencen a concienciarse de que una justicia eficiente, rápida e impartida en condiciones adecuadas es una garantía para el correcto funcionamiento del tráfico económico y comercial y, en definitiva, para la prosperidad y seguridad de la democracia en la que queremos vivir, aunque, en ocasiones, les confieso que algunos operadores jurídicos tenemos la sensación de que habitamos en un país del África más profunda y atrasada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.