www.mallorcadiario.com
Las mejores zonas para vivir en Mallorca
Ampliar

Las mejores zonas para vivir en Mallorca

Por Mercé Martorell
Desde parques, zonas verdes y centros comerciales hasta calma y tranquilidad podrá encontrar en alguno de estos mejores sitios donde vivir en Mallorca. Ya sea para vivir con la familia, para trabajar cerca del centro o para retirarse tras los años laborales, alguna de estas zonas y pueblos bonitos de Mallorca le ofrecerán lo que busca. Valldemossa, Palma, Cala d'Or... son algunas de las mejores propuestas para vivir en la isla.

Palma de Mallorca

Siendo esta la zona más cosmopolita de la isla, Palma es una ciudad tranquila, con parques y zonas verdes que permitirán una suma de la vida que caracteriza las ciudades, con la calma de un paseo con niños o mascotas. Bares, restaurantes, edificios históricos, hoteles, centros deportivos y un largo etcétera hacen de Palma una de las zonas más completas donde vivir. Muchas de las empresas más importantes de las islas tienen en Palma su sede, lo que hace de la ciudad un lugar ideal para vivir y trabajar en la isla. Además, Palma cuenta con algunos de los mejores colegios e institutos de Mallorca, de modo que el crecimiento de los jóvenes en un ambiente mundano y de libertad queda garantizado en Palma. Skate Parks, centros comerciales y bibliotecas completan la ciudad. Además, no cabe olvidar que se trata de una zona costera, de modo que el clima es muy agradable y en verano, los planes son interminables. La mejor zona de Palma, aunque también una de las zonas más caras de España donde adquirir una vivienda, es el casco antiguo, cerca de la muralla, con vistas al mar, junto a la famosa catedral La Seu.

Bunyola, Valldemossa y Esporles

Si prefiere disfrutar de la calma y tranquilidad de los pueblos de montaña, uno de estos tres pueblos es el lugar ideal donde comprar una casa. Tanto Bunyola como Esporles como Valldemossa son pueblos bonitos de Mallorca que se encuentran en la Sierra de Tramuntana y situados a media hora en coche del centro de Palma, de modo que se puede combinar la vida puebleria con el cosmopolitismo de la ciudad. Las casas de estos pueblso tienen un encanto que solo se entiende tras su visita. Calles con mucha magia, fiestas anuales, "sopars a la fresca", celebraciones y actividades infantiles agitan la vida de estos pueblos. Además, una vez al año, en Valldemossa se celebra la 'Nit de l'art', una noche en la que el pueblo se tiñe de arte de la mano de los mejores artistas. Si quiere saber cómo es vivir en Mallorca realmente, estos pueblos son perfectos. Cuentan con muchas rutas senderistas alrededor de estos. Asimismo, en Valldemossa podemos encontrar el puerto de Valldemossa, una zona preciosa en la que bañarse en verano, situado muy cereca del pueblo.

Marratxí

A 20 minutos en tren y en coche de Palma, Marratxí es un municipio formado por diferentes urbanizaciones y zonas residenciales. Marratxí es una de las mejores zonas para vivir en Mallorca gracias a su tranquilidad y su localización y un lugar ideal para vivir en familia. Los parques y zonas verdes abundan en este lugar, aunque también podrá encontrar sitios de ocio como el centro comercial Mallorca Fashion Outlet, que cuenta con un cine, con restaurantes, con tiendas e infinifad de actividades para divertirse en familia. Además, Marratxí destaca por su seguridad, pues son zonas residenciales tranquilas. Por otra parte, este municipio cuenta con un polígono industrial, un centro comercial Alcampo y un mercadillo semanal. Si prefiere más vida de pueblo, Pórtol es una de las zonas de Marratxí que más ambiente pueblerino presenta. Sin embargo, si busca calma y tranquilidad, Sant Marçal o Sa Planera son zonas fantásticas para ello. El Pont d'Inca y Sa Cabana, en cambio, son lugares más vivos donde vivir en un piso.

Génova, Cala Major, Cas Català, Illetes y Portals Nous

Si lo que busca es un lugar cerca del mar pero no muy lejos del centro, donde pueda encontrar la calma que no se encuentra en una ciudad, Génova, Cala Major, Cas Català, Illetes Portals Nous es lo que está buscando. Se trata de zonas cercanas a la costa que se encuentran a menos de 15 minutos del centro de Palma. Perfectamente comunicadas en transporte público, son una serie de núcleos poblacionales pertenecientes a la ciudad de Palma que permiten juntar la comodidad de estar cerca del centro con la tranquilidad de una zona menos bulliciosa. Algunas de estos lugares, como Illetes o Portals Nous, ofrecen casas y pisos con vistas al mar y con fácil acceso a la playa. Además, en Génova podrá encontrar algunos de los mejores restaurantes de Mallorca. Este lugar también cuenta con un mirador, el mirador de Génova, desde el cual se puede ver toda la ciudad y el mar. En Génova también destacan sus cuevas, un lugar digno de visitar. En cuanto a Portals Nous, destaca por su lujoso puerto donde se pueden encontrar restaurantes y tiendas de todo tipo. Finalmente, cabe destacar que esta zona cuenta con algunos de los mejores colegios privados de Mallorca, como por ejemplo Agora Portals International School o Queen's College.

Cala d'Or

En el sureste de la isla se esconde este núcleo de población en la costa. Se trara de una zona situada en el municipio de Santanyí, un lugar ideal para vivir todo el año. Toda esta zona costera de la isla amaga rincones especiales en calas preciosas de agua cristalina. Es un lugar muy vivo, con ambiente, que celebra mercados semanales, entre otras tradiciones y fiestas. De esta zona destacan muchas fincas rurales en las que disfrutar todas las estaciones del año. En Cala d'Or hay diferentes lugares históricos de interés, interesantes excursiones y una vida nocturna muy activa. Además es una de las mejores zonas y pueblos para vivir en la isla, bien conservada, cuyos alrededores son también espectaculares, entre los que destaca Portocolom y Portopetro. Se trata de zonas tranquilas, que no han sufrido la masificación turística que sí han sufrido otras zonas de la isla. Si bien es cierto que Cala d'Or no se encuentra cerca de la ciudad de Palma, sólo está a 20 minutos en coche del centro de Santanyí.

Pollença y Port de Pollença

Destino de muchos compradores británicos, Pollença y su puerto son reconocidos ya como uno de los pueblos más bonitos donde vivir en Mallorca. Callejones y fincas de piedra definen Pollença y su encanto. Situada cerca del mar, Pollença celebra cada año una gran fiesta tradicional en el que se recrea la entrada de los "moriscos" a las tierras "cristianas" en el s. XVI. Son unas fiestas muy sentidas en las que, durante unos pocos días, los vecinos se unen y celebran, un día más, que viven en la hermosa Pollença. Sin embargo, el resto de días, este pueblecito es un lugar tranquilo, que recibe visitas turísticas y que cuenta con buenos restaurantes, bonitos y acogedores. Cerca de Pollença se encuentra Formentor, uno de los lugares más bonitos de Mallorca. En Pollença y en el Port de Pollença encontrará paz y buena vida.

Alaró, Santa Maria y Binisalem.

Situados en el centro de la isla, estos pueblos son ideales para conocer realmente cómo es vivir en Mallorca. Bien conectados en tren con la capital, Alaró, Santa Maria y Binissalem son tres pueblos vivos, llenos de tradición y con mercadillos semanales. Además, son pueblos con buenos colegios públicos, polideportivos y actividades para los más jóvenes. También, son lugares tranquilos rodeados de viñas. La mayoría de residentes son mallorquines, aunque algunos extranjeros han decidido comprar una casa vacacional en alguna de estas zonas. Para terminar, cabe destacar que hay multitud de rutas senderistas en Alaró, Santa Maria y Binisalem. Todo esto, junto a la tranquilidad que se respira en el centro de Mallorca, hacen de Alaró, Santa Maria y Binisalem algunas de las mejores zonas y pueblos para vivir en la isla.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

0 comentarios