www.mallorcadiario.com

Más presión para el regidor de Benestar Animal de Palma: muere una perra en Son Reus

lunes 22 de julio de 2019, 15:00h
Maya ha muerto. Después de ser abandonada y esperar durante más de 200 días en Son Reus, la perra ha fallecido en la enfermería del centro después de ser operada hace diez días y sufrir problemas en su recuperación. "Ésto tiene que cambiar ya", lamentan desde colectivos animalistas. Un dato: la dotación presupuestaria del departamento de veterinaria del centro municipal es el mismo que en el año 1992.
Más presión para el regidor de Benestar Animal de Palma: muere una perra en Son Reus
Ampliar

La noticia ha corrido como la pólvora por redes sociales y un grupo de voluntarios se han concentrado ante Cort para exigir "cambios de los protocolos municipales para facilitar la salida de los animales con casas de acogida".

Lo cierto es que Maya ya tenía adoptante. La perra había sido chipada y fue esterilizada en el centro hace diez días. La recuperación iba bien hasta que detectaron problemas con los puntos y le realizaron un drenaje. El animal aguantó con vida hasta el domingo.

AGILIZACIÓN Y FLEXIBILIZACIÓN DE TRÁMITES Y PLAZOS

El caso de Maya, aseguran, debe ser "el punto de inflexión" en la gestión desde Cort. Los voluntarios y asociaciones que colaboran llevan años pidiendo la modificación oficial de los plazos de estancia de los animales más vulnerables -enfermos o ancianos- así como la flexibilización de las condiciones para animales, como Maya, que ya cuentan con una familia pero faltan trámites burocráticos. En el caso de la perra fallecida, la propietaria contaba con la licencia PPP provisional y no accedieron a darle salida.

En cualquier caso, la raíz de buena parte de los problemas de Son Reus es el presupuesto. Falta dinero y faltan manos: el centro sólo cuenta con dos veterinarios para toda la semana y fines de semana.

Además, la última inversión realizada en el centro se remonta al Plan E de Zapatero y el presupuesto para el capítulo de veterinarios se mantiene desde hace tres décadas.

"Es insostenible el ritmo de trabajo en el centro", relatan a mallorcadiario.com voces internas. "Falta personal y falta motivación porque los trabajadores se sienten abandonados", apuntan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame

+

4 comentarios