www.mallorcadiario.com

Pasearemos sólo los fines de semana

miércoles 06 de mayo de 2020, 17:00h

El Ajuntament de Palma y la Autoritat Portuària de Balears (APB) anunciaron estar estudiando alguna medida para que el Passeig Marítim gane espacio para los transeúntes en detrimento de los vehículos, que por mor del confinamiento y de la restricción de desplazamientos, apenas circulan por aquella vía. Ante la avalancha de peatones y deportistas que atiborran la primera línea de mar, donde el paseo peatonal y el carril bici se comprueban absolutamente insuficientes para que la gente pueda moverse por ellos guardando las distancias de seguridad, Cort anuncia que se reservará a peatones el lado más próximo al mar, desde el Palau de Congressos hasta la rotonda de Porto Pí. Pero eso será solo el fin de semana. El resto de día, a fastidiarse y a ver las calzadas bien vacías.

Cort anuncia que se reservará a peatones el lado más próximo al mar, desde el Palau de Congressos hasta la rotonda de Porto Pí. Pero eso será solo el fin de semana. El resto de día, a fastidiarse y a ver las calzadas bien vacías.

Al cabo del año ambas instituciones autorizan cortar el tráfico vial en esta vía unas cuantas veces, muchas de las cuales no hay ni una décima parte de la gente que ahora se agolpa allí como si no hubiese ningún otro sitio por el que pasear y hacer ejercicio. Ahora debería poder hacerse sin ningún problema y sin apenas causar inconvenientes a conductores ni vecinos con vehículo. Todo el mundo saldría beneficiado y además, lo agradecería la salud pública. Pero no. Solo se permitirá a los peatones ocupar el sacrosanto espacio de los vehículos los sábados y domingos. Y encima hay que oir al alcalde José Hila pontificar sobre la movilidad sostenible y la lucha contra el cambio climático. Como si fuésemos idiotas.

Pero no debemos perder la esperanza porque el primer edil socialista ha dicho que se trata de una primera fase y que se estudiará la conveniencia de abrir más calles a los peatones más adelante. Cuando estemos en la fase 3 y estén los gimnasios abiertos, supongo. De lunes a viernes la avenida Gabriel Roca, que es así como se denomina oficialmente el paseo marítimo de Palma, seguirá atestado de transeúntes y deportistas y los ¡seis carriles! de la calzada, vacíos. Y dice Hila que es sostenible. ¿Para quién? Es absurdo, ilógico e insostenible para los votantes de izquierdas que se tragaron eso del govern de la gente, sin caer en que se referían a la gente que va en coche...


Compartir en Meneame