www.mallorcadiario.com

Un plan contra el paro al que le falta mayor ambición (y medios)

sábado 07 de noviembre de 2020, 00:00h

El Govern ha aprobado el Plan de Choque para la Ocupación 2020-2021 dotado con un total de 72,4 millones de euros, financiados con fondos del propio Govern, aportaciones del Estado y recursos procedentes de programas europeos. De esta cantidad, el ejecutivo balear destinará más de 30 millones de euros a la contratación directa por parte de las administraciones y al mantenimiento del empleo en las empresas; otros once millones irán específicamente a afectados por la pandemia.

El Plan, presentado este viernes tras la reunión de la Mesa de Diálogo Social -en la que intervienen todos los agentes, desde patronales a sindicatos- llega en un momento de especial debilidad del tejido económico balear, con una fuerte caída del empleo. Las Islas son líderes en tasas de paro, según lo volvían a confirmar los datos del Ministerio de Trabajo conocidos esta semana: Baleares contabilizó en octubre un total de 81.713 parados, lo que representa un 5,97 por ciento más que en septiembre, y registró un nivel de paro un 61,53 por ciento superior al que había en octubre de 2019, con 31.127 parados más que entonces.

Las medidas que recoge el plan se dirigen a paliar esta situación, incorporando acciones que afectan a seis ejes: contratación pública, empleo, impulso empresarial, formación, orientación e intermediación y modernización del servicio de empleo.

En líneas generales, el enfoque parece acertado, dado que hasta el momento la lucha contra el paro en Baleares se ha centrado más en la aplicación de medidas de protección que en el fomento de la contratación y el desarrollo empresarial. Es por ello que sería bueno que el plan incluyera, sobre todo, medidas para incentivar el empleo y la contratación a través de las empresas, que son las que en definitiva crean puestos de trabajo.

También sería oportuno prestar más atención a las microempresas y los autónomos, quienes desempeñan un papel principal en la dinamización de la economía local. El Plan, por tanto, debe ser percibido como el primer paso de una andadura que va en la buena dirección, pero que deberá mostrar más ambición si pretende lograr plenamente sus objetivos y dar el vuelco a la dramática situación con que se enfrenta el mercado de trabajo en las Islas.


Compartir en Meneame