www.mallorcadiario.com

cruceros

Palma será la sede del encuentro en enero

Palma albergará en enero la próxima reunión de la iniciativa "Cruise 2030 for action" de la industria de cruceros que busca compatibilizar su desarrollo de manera sostenible con las demandas de las ciudades y territorios donde se encuentran los principales puertos donde atracan estos buques.

Més per Palma ha acusado a Puertos del Estado de "seguir con su deriva de más saturación turística" ante la previsión de cruceros para 2020 que determina que el puerto palmesano concentrará, al menos en dos ocasiones, hasta siete buques en una misma jornada.

El director técnico de la Fundación Impulsa Baleares y catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), Antoni Riera, cree que el modelo turístico balear debe dejar de centrarse en el volumen para priorizar en la ordenación del espacio turístico y no producir más sino mejor.

Un 9,6 por ciento más

Baleares ha superado los 1,8 millones de pasajeros de cruceros turísticos entre enero y agosto, cifra que supone un repunte del 9,6 por ciento respecto al mismo período del año pasado.

Jordi Mora muestra su preocupación por la situación económico-laboral

Jordi Mora, presidente de la Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca, se ha mostrado “preocupado por la situación económico-laboral” de Baleares pese al descenso del 0,91% del número de parados en el último mes de septiembre respecto al mismo mes del año 2018. Un total de 370 personas. “Debemos coger estos datos con pinzas. Estamos ante una clara desaceleración de nuestra economía. Además, tras los hechos de la última semana y que afectan a nuestro principal sector, el turístico, no podemos decir que estemos en una situación laboral positiva” explica Mora. El presidente de Pimem ha advertido que "la última normativa de terrazas y la posible restricción de los cruceros", también afectan negativamente al mercado empresarial y laboral balear.

Ante el negro panorama económico que deja la quiebra de Thomas Cook en Baleares, el sector del comercio pide al Govern que no limite el número de llegadas de cruceros a Baleares para evitar la 'tormenta perfecta'. "Es momento de ser responsables y cerrar todos filas".

La Plataforma contra los megacruceros ha exigido este lunes una moratoria en la contratación de cruceros y megacruceros en el puerto de Palma, ya que consideran que este tipo de turismo es "absolutamente insostenible" y "no deseable" para la ciudad.

Una delegación balear encabezada por el conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, el alcalde de Palma, José Hila, el presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, Joan Gual de Torrella, y la directora general de Turismo, Rosana Morillo, han asistido esta semana a la Feria Internacional de cruceros de Hamburgo (Seatrade Europe 2019) para mantener encuentros al más alto nivel con las principales compañías de cruceros del mundo y trasladarles las intenciones del Govern de limitar la llegada de cruceros.

A favor de un regulación de cruceros pactada con el sector

El PP de Baleares ha criticado este lunes que la izquierda balear quiera limitar la llegada de cruceros a Palma sin consenso, aunque estaría dispuesto a apoyar restricciones si se pactan con los sectores económicos afectados. Por otro lado, ha reiterado sus críticas a la presidenta autonómica por "evitar o retrasar" dar explicaciones sobre "los recortes" que tendrá que hacer por el "agujero" de 500 millones de euros que ha causado su Govern a las arcas públicas.

Según la patronal del sector

El director en España de CLIA, la patronal de las principales compañías de cruceros del mundo, Alfredo Serrano, ha señalado que los cruceristas que visitan Mallorca representan entre el 6% y el 8% de todos los turistas, en una actividad que "desestacionaliza" y "rompe el paradigma de sol y playa".

La Agrupación de Agencias de Viajes de las Islas Baleares (AVIBA) ha apoyado este martes la propuesta de encargar a una empresa independiente la realización de un estudio exhaustivo sobre el impacto de la actividad crucerística en Palma, para en función del resultado, adoptar decisiones.

Puertos del Estado asegura que Palma no puede limitar la llegada de cruceros. Según ha avanzado este jueves Cadena Ser en Baleares, el presidente de Puertos del Estado, Salvador de la Encina, asevera que ninguna administración puede poner límites al sector. "No se puede por ley".

Més per Palma tensa las relaciones con sus socios de gobierno después de volver a insistir en que se debe limitar la llegada de los cuceros a Palma y ha propuesta este lunes una moratoria en la contratación de éstos. Este anunicio se produce después de que su partido ya mostrase en los últimos días que no estaba de acuerdo con la suspensión de la ecotasa a los hoteleros por la quiebra de Thomas Cook.

El Grupo Parlamentario Socialista, ha asegurado este lunes que el Govern está preparando iniciativa que contemple la "ordenación y el equilibrio" del turismo de cruceros.

El conseller de Turismo, Iago Negueruela, ha afirmado este martes que las principales navieras coinciden con el Govern balear en que "no es razonable" que en el puerto de Palma coincidan "cuatro cruceros a la vez".

La portavoz del Govern, Pilar Costa, ha defendido este viernes que la inversión prevista por Puertos del Estado en el puerto de Palma "no es incompatible" con las intenciones del Ejecutivo autonómico de limitar la llegada de cruceros.

La Agrupación Empresarial de Agencias de Viajes, AVIBA, ha mostrado su apoyo este martes a la inversión de 286 millones de Euros que ha anunciado el Estado para la mejora de infraestructuras destinadas a los pasajeros.

Ante el aumento de cruceristas

Puertos del Estado ha anunciado su previsión de invertir cerca de 286 millones de euros en infraestructuras e instalaciones dedicadas a pasajeros en el periodo 2019-2022, de los que más de 219 millones serán propiamente para cruceros. En Palma, la inversión será de 116 millones para diversas actuaciones.

La Asociación Mallorquina de Trabajadores Autónomos del Taxi (AMTAT-PIMEM) calcula que los días en los que no está previsto que lleguen ni desembarquen cruceros en Palma la facturación puede caer entre un 30 y un 70 por ciento.