www.mallorcadiario.com

derribos

Fue derruida pero vuelta a levantar

El Ayuntamiento de Palma recorrerá la suspensión cautelar que, a petición de un particular, impide la demolición de la nueva estructura del albergue 36 en Son Banya que se ha construido en las últimas semanas, después que el Consistorio demoliera el edificio en febrero.

Los derribos quedan interrumpidos hasta febrero

El Ayuntamiento de Palma ha decidido aplazar tres desahucios que estaban previstos para este miércoles en el poblado de Son Banya al descubrir que en dos de las tres viviendas a derribar hay dos mujeres embarazadas que no habían comunicado su situación a los Servicios Sociales de Cort.

  • 1

Altercados a primera hora

Dos de las tres familias que debían ser desalojadas de sus casas en el poblado de Son Banya se han negado a primera hora a abandonar las viviendas e impedir así lel derribo de las mismas. No ha sido hasta las 12:30 horas cuando se han podido reanudar las tareas de demolición después de que las dos familias hayan aceptado su salida acogiéndose al plan de reinserción municipal. Los representantes judiciales han ejecutado las tres órdenes de desahucio de las viviendas ubicadas en la calle Cuatro de Son Banya, acompañados de un dispositivo integrado por Policía Nacional, Policía Local y técnicos de las áreas de Bienestar y Derechos sociales e Infraestructuras.

En el proceso para desmantelar el poblado

El derribo de tres chabolas de Son Banya planificado para este miércoles ha sido escenario de una trifulca entre los vecinos y los operarios municipales que ha culminado con una carga policial y un detenido. Los operarios han advertido que algunos vecinos habían empezado a levantar una nueva vivienda en uno de los solares libres. Tas un receso de varias horas, se ha reiniciado la demolición.