www.mallorcadiario.com

Una facultad de Medicina da prestigio

sábado 08 de marzo de 2014, 09:07h
El Consolat ya ha comunicado oficialmente a su Conselleria de Educació que rechaza la iniciativa, promovida por su Dirección General de Universitats que encabeza Miquel Deyà, de crear la Facultad de Medicina en la UIB.  El Consolat alega "motivos presupuestarios". En otras palabras: no hay dinero. Tal explicación sería comprensible hace dos o tres años. Pero no ahora, en que los signos de recuperación comienzan a ser evidentes.

Es lógico que mantener unos estudios de medicina en una universidad pública es caro. Siempre lo ha sido. Pero también es verdad que se trata de una de las disciplinas que más prestigio otorga a cualquier institución docente. Es una pena que Balears, comunidad puntera y que lidera la recuperación económica, no pueda gozar de una facultad que otorgaría categoría al conjunto del tejido social y sería un estímulo para la red sanitaria, tanto pública como privada.

Los futuros médicos isleños tienen que desplazarse a la Península para aprender. Otras autonomías con mucho menor empuje económico mantienen sus propias facultades. En este aspecto, Balears también va a la cola de otras autonomías mucho menos desarrolladas. Es una lástima. Nadie habla de problemas presupuestarios de este tipo en Zaragoza, por ejemplo. Y Aragón no es Balears, ni de lejos.

La comunidad balear creerá de verdad en sí misma cuando vea que puede asumir los retos que se le han negado durante décadas mientras que no ha habido problemas para otros a la hora de asumirlos. Basta de complejos, sean presupuestarios o docentes. El Archipiélago, que puede presumir de excelentes hospitales y de profesionales de primera categoría, bien se merece una Facultad de Medicina. Y con orgullo y la cara bien alta. No somos menos que nadie. Ese es el gran mensaje ilusionante que debería saber trasmitir el Consolat y dejarse de timideces del presente y de miedos al futuro. Con esta actitud no sanaremos jamás nuestro tradicional y deprimente complejo de inferioridad.

Compartir en Meneame