www.mallorcadiario.com
Las mejoras técnicas definitivas no llegan a la Aemet de Baleares un año después de Sant Llorenç
Ampliar

Las mejoras técnicas definitivas no llegan a la Aemet de Baleares un año después de Sant Llorenç

martes 08 de octubre de 2019, 07:03h
Un año después de la tragedia de Sant Llorenç, la Agencia Estatal de Meteorología de Baleares sigue sin contar con la totalidad de las mejoras técnicas que Madrid apuntó como necesarias para mejorar la predicción meteorológica. Desde la Delegación Territorial indican a mallorcadiario.com que la falta de presupuestos afecta también a este capítulo pero destacan también que sí se ha avanzado en el proyecto de modelos numéricos "si bien éstos nos ayudan a realizar predicciones y por ello siempre vienen acompañados de unos términos de probabilidad, no son infalibles". Fuentes técnicas del Ministerio aclaran que, si bien la predicción de estos episodios "es importante", "el Plan de Gestión de Riesgo de Inundación dependiente de cada demarcación hidrográfica es fundamental".

Baleares no actualiza su Plan de Inundaciones

Única comunidad que no entrega al Ministerio la revisión

Leer más

Después de producirse la riada en el Llevant mallorquín -que le costó la vida a trece personas- la Agencia Estatal de Meteorología abrió una investigación interna para determinar si hubo fallos en el protocolo de avisos meteorológicos adversos y la conclusión fue que se actuó de manera correcta a la hora de activar las distintas alertas —amarilla, naranja y roja— , cumpliendo los actuales protocolos de actuación y con una coordinación adecuada entre las distintas unidades implicadas, "cuyo personal actuó con profesionalidad, modificando los niveles de aviso hasta en tres ocasiones (la roja, finalmente a las 22.01 horas, cuando habían caído ya más de 200 litros por metro cuadrado en las principales zonas afectadas).

Según la entidad, aunque la situación meteorológica general estaba bien prevista por los modelos numéricos, "no ocurrió lo mismo con los efectos locales". La razón es que la tecnología actual "no permite predecir ni la localización ni la intensidad exacta de la precipitación de un fenómeno excepcional como el ocurrido en el Llevant ", por lo que para estos casos se recurre a la vigilancia mediante estaciones meteorológicas automáticas, radares, imágenes de satélite y otros medios.

9-O: La noche en la que todo cambió

Histórica riada en el Llevant mallorquín

Leer más
Por ello, la entidad consideró necesaria la implementación de ciertas mejoras como la adaptación de los modelos numéricos para disponer de herramientas de predicción inmediata o a muy corto plazo; la adecuación de la red de estaciones automáticas -para mejorar su despliegue territorial y aumentar la frecuencia de transmisión de datos- y la renovación de la red de radares para incorporar tecnologías que permitan la estimación de la intensidad de la lluvia.

Sin embargo, un año más tarde, la Delegación Territorial de Baleares sigue sin contar con avances significativos. María José Guerrero, delegada territorial de la Agencia, explica a mallorcadiario.com que la falta de presupuestos generales para 2019 tiene congelada la entrada en funcionamiento de dichas mejoras técnicas.

En este sentido, están pendientes de desarrollo los planes de instalación de nuevos radares, de mejora de lo recursos informáticos para la elaboración de modelos predictivos más precisos y de despliegue de nuevas estaciones meteorológicas para mejorar la recogida de datos. Tan sólo los proyectos de mejora de modelos numéricos se están desarrollando actualmente.

;

Todas las noticias de la riada del Llevant

Un año despúes

Leer más

;

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de mallorcadiario.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.