www.mallorcadiario.com

Casado con Franco

Por Gabriel Le Senne
jueves 25 de noviembre de 2021, 06:00h

Gozamos estos días de un nuevo ejemplo de la doble vara de medir de nuestros medios de manipulación masiva: Pablo Casado asistió sin saberlo a una misa ofrecida por Franco el 20N, asunto que ha sido convenientemente explotado por los de siempre.

El PP ha sentido la necesidad de excusarse: Casado pasaba por allí, entró con la misa ya comenzada, y, sin advertir nada raro, decidió quedarse.

Desde la Archidiócesis de Granada también han sentido la necesidad de excusarse: señalaron que la misa se celebró como un servicio ordinario "como todos los sábados a la 19:00 horas", aunque reconocieron que un grupo de fieles pidió que se rezara por Franco, algo que se hizo "como ocurre con cualquier difunto”.

La Fundación Nacional Francisco Franco, por su parte, no ha sentido necesidad alguna de excusarse, sino de cachondearse discretamente, y ha confirmado “que no invitó expresamente al Sr. Casado a la misa ofrecida por el alma de Francisco Franco por lo que no puede responsabilizarse ni atribuirse su presencia en la misma. Ello no obstante agradece tanto al Sr. Casado y su familia como al resto de los asistentes a la misa la oración por el alma de un cristiano ejemplar como Francisco Franco Bahamonde.”

El embrollo es tronchante, precisamente porque todos sabemos que Casado lo hizo sin querer. ¡Lo que le faltaba, al pobre! ¡Si acercarse al Caudillo está prohibido! Y el PP, el partido que se puso de perfil ante la exhumación de Franco, el que evitó emplear su mayoría absoluta para derogar la Ley de Memoria Histórica, lo asume. Por eso se intuye la sorna tanto en el comunicado de la FNFF, como en la reacción de miembros de VOX y hasta en la fingida indignación de los críticos. ¡Casado, franquista! Me meo.

Pero aún así se me aparecen unos trolls en Twitter que pretenden convencerme de lo imposible. Para gente así, que no ha ido a misa en su vida, hay que aclarar que en todas las misas se pide por los difuntos, y que en casi todas se pide por algún difunto en particular, normalmente a instancias de familia o allegados. Y que para un católico no tiene nada de malo hacerlo, incluso si no se siente la menor simpatía por el finado ni por sus obras. Al contrario, es una obra de misericordia, y lo penoso es tener que disculparse por ello.

Ahora imaginemos que el PP o VOX cantaran el Cara al Sol alzando el brazo en sus congresos. La que se liaría. Bien, pues sería lo equivalente a lo que acostumbra a hacer el PSOE en los suyos cuando canta La Internacional puño en alto.

O imaginemos que el PP o VOX tuvieran por logo el escudo con el águila de San Juan o el yugo y las flechas de los Reyes Católicos. Es exactamente lo que hace el Partido Comunista de España, con sus ministros a la cabeza, celebrando orgulloso su centenario con su hoz y su martillo.

Con una gran diferencia: el franquismo, con todos sus errores, hizo posible el Milagro Español que convirtió a España en la octava potencia económica mundial. Y a la muerte de Franco, el régimen compartió pacíficamente el poder con la izquierda. Además, ni el franquismo ni el fascismo dominan ya ninguna nación del mundo.

En cambio, a la ideología criminal que realmente se está extendiendo por todo el mundo, que oprime y empobrece a todos los pueblos a los que consigue estafar, se la trata con toda dulzura e indulgencia. Ahí están Zapatero y Monedero apoyando a Maduro en su farsa electoral; ahí nuestros demagogos evitando reconocer que Cuba es una dictadura. Estos sí que deberían avergonzarse.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame

+

2 comentarios